Carlos Henrique Schroeder

Reseña: Las fantasías electivas, de Carlos Henrique Schroeder

martes, octubre 18, 2016


¡Cuervos días!
Lo sé, con semejante imagen es imposible no sentir curiosidad por la reseña que os traigo. El libro, pese a su brevedad, nos trae una historia memorable sobre una turbulenta amistad y la Soledad, en mayúsculas, que sienten todas las cosas. Sigue leyendo y saciemos tus ganas.

"En la turística ciudad brasileña de Balneário Camboriú, Renê, un recepcionista de hotel que trabaja en el turno de noche, traba amistad con Copi, un travesti argentino para quien la escritura y la fotografía son una vía de escape a su marginalidad. De su mano —un homenaje a Raúl Taborda Damonte, Copi, escritor, actor, dramaturgo, dibujante de cómics y activista gay bonaerense admirado por Rodolfo Fogwill o César Aria—, Renê explorará los límites de los roles sexuales y los convencionalismos sociales, así como la relación entre vida y arte. Las fantasías electivas es una novela de triste belleza que radiografía la parálisis sentimental de nuestro presente: amamos no amando, con un rescoldo de lo que era amar atormentándonos siempre. Acaso nos salve la imaginación, capaz de transformar lo banal en extraordinario, lo vivido en memoria; el ejemplo de Copi, uno de los personajes más entrañables de la literatura contemporánea brasileña, con una seducción pareja al del también homosexual Molina, de Manuel Puig, "


Si bien es cierto que al principio me costó entrar en la historia, sobretodo por la escasez de descripciones o la ausencia de una introducción que te ponga en situación, llega un momento en que las páginas sencillamente vuelan entre nuestros dedos (Y es que los capítulos a veces son cuestión de líneas) mientras Copi y René-Ratón comparten charlas y divagaciones, que es el núcleo de la historia. Sin duda, lo que más disfruté fue que no se compone únicamente de la novela, sino que además incluye un "libro dentro del libro" formado por las fotografías y textos que escribía Copi ('La soledad de las cosas'). Fue mi parte favorita: Esos fragmentos extraños pero ambiciosos que te transportan a un mundo donde cualquier persona, animal o cosa, es capaz de experimentar soledad y trasladarla hasta nuestra presencia. Además vienen ilustrados por las presuntas fotografías que servían de inspiración a su autora, fotos sencillas pero con un carácter melancólico que se acentúa con la ausencia de cromatismo.

.
Pero la obra no acaba ahí, ni mucho menos. El autor retoma la prosa de la novela para, finalmente, arrastrarnos hasta unos pocos versos que también escribió el protagonista. Si lo piensas bien es como tener tres libros en uno (Aunque he de reconocer que la parte poética deja mucho que desear y, si Copi hubiera querido dedicarse profesionalmente a escribir, se hubiera muerto de hambre). Su brevedad, inferior a las cien páginas, hace que sea una lectura sumamente sencilla y de las que te terminas en una única tarde de tormenta. La belleza que esconden sus enseñanzas, sin embargo, es capaz de perdurar en la memoria por tiempo ilimitado.
—¿Qué ves aquí?
—¿Fotos y textos?
—No, Ratón, soledad, tío, soledad. Encontré algunas cosas más solitarias aún que yo.
Pero ni la poesía ni la fotografía logran camuflar la realidad: Es una historia cruel, de las que dejan poso y te arañan por dentro. Copi es un ser solitario que esconde sus flaquezas en sus expresiones artísticas y en las conversaciones que mantiene con René, en quien confía más de lo que quiere reconocer. Su peculiar amistad sirve también para reflejar la evidente soledad que padecen ambos, cada cual a su modo, viviendo vidas que no les corresponden y fantaseando con ideas que no parecen haber compartido con nadie más. 
La edición facilita la lectura al estar bien maquetada y en tapa blanda. Lo recomendaría para aquellos que buscan una lectura diferente y, por qué no, amantes de la fotografía en busca de inspiración. Para los solitarios. Para los perdidos.


Como diría Copi... 'escribir es fácil, lo jodido es entender'. ¿Qué libro has sentido que entendía cómo te sientes?






Participo en:
 

También te puede interesar

11 plumas negras

  1. Hola^^
    No lo conocía pero la verdad es que no me termina de llamar la atención y no sé si llegaría a disfrutarlo especialmente por lo que lo dejaré pasar.
    un besote!

    ResponderEliminar
  2. Toda una curiosidad, por lo que cuentas. Por un lado me causa curiosidad y, por otra, no acabo de animarme. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me parece que este lo voy a dejar pasar, no me termina de convencer.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Hola! No conocía este libro pero la verdad es que no me llama nada así que lo dejo pasar. Me alegra que a ti te haya gustado. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. No termina de llamarme esta vez pero gracias por la reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. No lo conocía, pero me has despertado la curiosidad, es como...inspirador. No sé, me lo apunto.
    Gracias por la info.
    un beso

    ResponderEliminar
  7. Hola Meg!

    Lo primero con lo que he flipado ha sido con la portada, que la he tenido que mirar dos veces del plan 'Eso que veo es un cactus? Esa señora tiene un cactus en el colondrio?' Y sí lo tiene, sí. Así que de buenas a primeras, lo primero que consigue es llamar la atención.

    Si bien es cierto que es una forma original de enmarcar tres libros en uno, y un relato cruel sobre la soledad y la incomprensión de unas sociedad maquivélica con lo diferente y con lo que se sale de lo normal, no está de más añadir que se necesita un libro en el que la transexualidad de vea tal como es. Es decir, un libro que contenga personajes profundos de esos que dan cabida honda y se desnudan (metafóricamente) ante el lector.

    De momento, cabrá esperar a ver si las editoriales se animan a ir más allá que un libro de relatos.

    Un besoteee!! ♥

    ResponderEliminar
  8. La portada me encanta, pero la verdad es que no sé si me gustaría un libro así...aunque me fío de tu opinión, así que si tengo oportunidad no lo descarto.

    Por cierto...vi que en el sorteo pusiste que ya tenías el ejemplar de Cumbres borrascosas, pero quizás no viste que doy la opción de elegir otro de los títulos de la misma colección. Sólo para que lo supieras ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Hola!!
    Tienes toda la razón en que la portada llama mucho la atención! Tengo que decir que estoy en época de libros menos profundos... Aún así, estoy leyendo Irene de Pierre Lemaitre y me acordé de ti cuando lo empecé en verano (en verano, fíjate, nada de tiempo para leer...).
    Me alegra que te haya gustado este libro aunque de momento, lo dejo pasar!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. No conocía este libro!
    Te he encontrado por la iniciativa seamos seguidores, y ya te sigo, espero que puedas pasarte tú también por mi blog http://doslibrosparahoy.blogspot.com.es/

    Me encanta el diseño del blog!!

    ResponderEliminar
  11. Buf, parece uno de esos libros para los que necesitas encontrar el momento apropiado. Me lo apunto a la espera de encontrarlo :)
    Gracias por la reseña ;)
    Un beso.

    ResponderEliminar

Participo en...


¡Vótanos!

Top blogs de Libros
Dame tu voto en HispaBloggers!