Abrázame los monstruos

Reseña: Abrázame los monstruos, de Redry

lunes, abril 17, 2017

¡Cuervos días!

He de reconocer que aún antes de haberlo leído ya había caído rendida por la originalidad de su título. Monstruos. ¿Quién no tiene uno? Aunque quizá aún no tengas muy claro a qué hacen referencia, y para resolver tus dudas se me ocurre una única solución. Pasemos a reseñar éste poemario.

"Prepárate para conocer mis monstruos. En este poemario me desnudo y enseño todas las cicatrices que me han ido dejando con el paso de los años aquellos con los que me he cruzado. 

Algunos monstruos me han abrazado, otros sólo me han besado y en algunos me he quedado a vivir un tiempo, corriendo el riesgo de morir de pena cuando me han abandonado. He cruzado nubes con ellos, he saltado en conciertos y he pasado la madrugada de inviernos enteros abrazado a su pecho. 

Yo tengo los míos, pero hay muchos más ahí fuera, acechando, esperando encontrarse contigo en el lugar más inverosímil para dejarte una cicatriz. 

¿Conoces a tus monstruos?"

Me gustó mucho la premisa de adentrarnos en la mente de Redry conociendo quiénes han sido (o son) los monstruos en su vida. Y aunque reciban ese nombre no se trata de seres ficticios o necesariamente perjudiciales: Los monstruos aparecen para cambiarte, y para bien o para mal pasan a ser parte de ti. Al que aún le queden dudas, que sepáis que la introducción del libro está dedicada precisamente a esto, a acercarnos a las figuras que han inspirado estos poemas.
Por eso Redry nos presenta a monstruos sin nombre y otros con él, los que están y los que se fueron, a desconocidos y a los que forman parte de su familia.
Sé que alguien te destruyó en el pasado, se te nota en los ojos al mirar, en la inseguridad de tus manos al coger otra, en saber caminar sola, sin nadie más. Sé que caíste en el pozo más oscuro, en la cueva con menos luz, en el invierno más frío, donde duele cada cicatriz.

Los poemas se dividen en capítulos que llevan por título un monstruo, aquel al que hacen referencia. El monstruo que coleccionaba bufandas en el fondo de su armario, el monstruo que me abrazaba las madrugadas de invierno... originalidad no le falta, y hablando de faltar, mi favorito ha sido sin duda "El monstruo que siempre está". ¿Aceptáis un pequeño spoiler? Es un poema dedicado a su madre.
El estilo de Redry es intimista, sencillo, natural. Se nota que escribe con el corazón y por eso su poemario te produce la misma sensación que si acabaras de robarle a alguien su diario más personal. De hecho, abarca tantos sentimientos y tantos encuentros que es prácticamente imposible no identificarse en alguna parte, provocando un redescubrimiento de sucesos que sentimos como nuestros pero jamás hubiéramos sabido expresar del mismo modo. ¿Nunca os ha pasado que alguien pone palabras a algo que estabais pensando y sólo os sale decir "Sí, exacto, justo eso es lo que siento"? Aquí hay monstruos para todos.
Hay días en los que sientes que no perteneces, en los que no hay lugar para ti, en los que estás fuera estando dentro. [...] Hay días que sólo hace falta la música adecuada. [...] Hay días que te metes en la cama con los pies calientes y la vida muy fría
Así que sombra tas sombra, va a resultar que todos tenemos nuestros monstruos y una necesidad humana de enfrentarlos, no dejarnos ahogar por su ausencia ni lanzarnos de cabeza a por el próximo que se nos presenta. Porque como bien dice él mismo al final del poemario, "Nosotros somos nuestro mejor monstruo" y hace falta mucho valor para saber esquivarlos a todos sin echarlos ni un poco de menos.

"Abrázame los monstruos" está publicado en tapa blanda con solapas y tiene 139 hojas por las que perderse (O reencontrarse). Tan mimado y carente de pretensiones que al final, al leerlo, seremos nosotros los abrazados. 



También te puede interesar

13 plumas negras

  1. ¡Qué bonito libro! Lo cierto es que no lo conocía así que encantada de que nos lo hayas presentado. Me han gustado mucho los trocitos que nos has compartido de "Ábrazame los monstruos"
    Un beso
    Dos libros para hoy

    ResponderEliminar
  2. Hola! No conocía el libro y la verdad es que al principio pensaba que no iba a ser para mi pero me ha gustado lo que cuentas sobre él, creo que me podría gustar mucho, así que me lo voy a llevar anotado.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. También pensaba que este libro no iba a ser para mí, pero me has convencido y me has tentado.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola! No lo conocía y aunque tiene una pinta estupenda leer poemas no es lo mío así que lo dejaré pasar. Excelente reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Buahhh!! Me encanta todo...su portada, la premisa del libro, tu reseña...TODO! Yo soy de las que tengo miedo a la poesía, pero a algo así, con este mensaje tan real, sí que me enfrentaría. Y encima dedicado a una madre...si es que más bonito no puede ser! Lo leeré ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Ay, que portada más preciosa!
    Lástima que a mi no me guste la poesía :(

    ResponderEliminar
  7. Hola Meg!
    Por fin estoy de vuelta por aquí, hacía tiempo que no me podía pasar a comentar...
    La verdad es que no había oído hablar de este libro pero los fragmentos que has puesto me han encantado. Sobre todo ese de "Hay días en los que sientes que no perteneces...". Lo cierto es que es verdad que todos tenemos monstruos que viven con nosotros, buenos o malos, que nos enseñan para bien o para mal.
    Me ha gustado mucho. Sí, sí...A ver si lo veo en alguna librería y le echo un vistazo.
    Muchas gracias!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. Holaaaa
    Como tu bien dices todos tenemos monstruos, yo la primera, y por eso mismo creo que libros como este son maravillosos, creo que voy a leerlo, tu reseña me ha convencido
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Hola!!
    Aunque me ha encantado la reseña y como trata el tema de los monstruos, los poemas no son para mi así que lo dejo pasar.
    un besazo
    Saioa

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué bonita es esa portada, por Dios! Además creo que me va a gustar, y ya va tocando un poco de poesía ...

    bsos!

    ResponderEliminar
  12. Hola
    He leído muy poca poesía, me gusta en dosis pequeñas, eso sí el título me parece muy original y gracias por tu reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hola
    He leído muy poca poesía, me gusta en dosis pequeñas, eso sí el título me parece muy original y gracias por tu reseña.
    Besos

    ResponderEliminar

Participo en...