Reseña: Dispájaro, de Rubén Tejerina

¡Cuervos días!
Hay libros que aún antes de leerlos, ya te cautivan por su plumaje. Quien dice plumaje dice maquetación, la textura o imagen de su portada, el cambio de material entre unas páginas y otras... y nada, que yo tenía que leer éste "dispájaro" y clavármelo en el corazón o no me quedaba a gusto. Ahí va el resultado.

"Acostumbrados culturalmente a un modo de pensamiento, de ser y estar en el mundo, basado en la dicotomía maniquea que no encuentra punto de contacto entre los opuestos, Rubén Tejerina nos propone una ruptura con esas raíces de pensamiento a través de un extrañamiento vital y nos reta con un bestiario poético donde el amor y el desamor, la duda y la reafirmación existencial, el olvido y la memoria, la desidia y el compromiso social desfilan como una dualidad en la que los extremos se tocan, se atraen y se confunden. Dispájaro es su sumatorio multiplicado de extrañamientos vitales en forma de poemas, prosas poéticas y aforismos."
Si me habéis seguido desde hace algún tiempo, sabréis que yo en los libros de poesía busco un "algo" que los diferencie de los demás, porque hay mucha gente creyendo tener algo que contar y pocos que realmente lo hagan. Rubén Tejerina trae éste "dispájaro" a bocajarro con un lenguaje muy directo, crudo, natural. Como la vida misma. Y quizá por eso os pueda adelantar que me ha gustado, porque hay mucho dolor y derrotas entre sus páginas y para alcanzar el optimismo, primero hay que superar haber perdido las alas.

Empiezo mal si describo esto como un libro de poesía porque en su interior conviven tres géneros: Poesía, prosa poética y un final plagado de aforismos en papel kraft. Si miras el canto del libro resulta obvio dónde acaba una parte y empieza otra, es una sencilla pero preciosa forma de dividir su contenido y de paso, darle forma. Y que sí, que éstos detalles no hacen al libro... sólo le visten de gala y hacen inevitable hojearlo si te lo encuentras en una librería. Casi nada, ¿No? Presentación de lujo. Pasemos al contenido.

Son textos que nos hablan de valentía, de ser sincero con uno mismo y enfrentarnos a lo que venga. Caer y levantarse. Enamorarse y sobrevivir. Te habla de chicas, pero también de monstruos, de la indiferencia, la incomprensión. Hace críticas a temas tan constantes como el trato a los inmigrantes, la adicción a la redes sociales o la propia guerra por nombrar algunos. Y donde hay guerra también hay lugar para el amor en todas sus etapas.



Por sus páginas vuelan todo tipo de aves, unas más salvajes e indomesticables, otras maltratadas y derrotadas. Y quizá adore la imagen de los cuervos por motivos que van mas allá de lo evidente: Creo que es un animal que representa a la perfección la crudeza de muchos de sus textos. Intenta ser directo, disparar al corazón y no dejar a nadie indiferente.

Tú y yo sabemos que hay minas sembradas en todo el sendero,
que  el iceberg nos destrozará el casco si nos acercamos,
que mirar hacia otro lado no silenciará los tambores de guerra.



Va llegando el final del vuelo y también los textos más crudos, porque son los que hablan de la realidad en nuestra sociedad y muchos temas que la gente parece preferir ignorar a hacer frente. El libro no te va a dar a elegir, claro. Los vas a mirar de frente y te va a doler saber que dicen la verdad. Ahora sabes que nadie sale de ésta lectura sin secuelas, sin que se le remueva la conciencia por muy poco que sea.

De tanto mirar para otro lado, se le rompió el cuello al mundo.

Por último, como ya adelantaba, hay una gran cantidad de aforismos en papel kraft que harán las delicias de los "coleccionistas de frases". Aunque tengan todo tipo de temáticas, por lo general dejan un poso bastante agradable y esperanzador, quizá es la forma de encontrar luz al final del tunel después de haber leído textos mucho más agridulces.  Hacen que la metáfora de vivir como un pájaro resulte de lo más apropiada.


Sé que lo suyo sería ponerle alguna pega llegado el final de la reseña, ¿No? Pero venga, mirad esa portada (De Cristina Reina) y las constantes referencias a los cuervos, que además no son tratados como aves despreciables sino como bestias listas para desgarrarte el alma
Yo no puedo. No me pidáis algo así. 

Si tú también has sobrevivido a las balas, entonces aquí hay textos que hablan de ti.

Valiéndose de las garras de Rubén Tejerina como arma letal, "Dispájaro" es lo que queda en medio de perder las fuerzas y alzar el vuelo.



12 comentarios:

  1. Hola!
    La verdad que la poesía no es lo mio, así que lo dejo pasar.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a por otro se ha dicho :) Gracias por la visita!
      Un beso

      Eliminar
  2. Hola! No tiene mala pinta pero la poesía no es para mi.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca digas nunca... yo antes no leía nada de poesía y ahora cuando me falta, lo noto. Pero es mi caso, puede no ser el tuyo.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Este lo voy a dejar pasar, que no hay manera que la poesía la disfrute.
    Un beso ,)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada entonces, a por un género que te guste más ;)
      Un beso!

      Eliminar
  4. Pues no estoy ahora para que me peguen tiros. Me gusta lo que cuentas y sobre todo que le dé candela al tema de redes sociales, que la cosa se va de las manos. Soy de poca poesía pero alguna cosa me gusta y últimamente mucho Rupi Kaur que te recomiendo. Desde luego es un libro que viene vestido de domingo con esa edición pero hay mucho trabajo en esas ediciones y está muy bien destacarlo aunque lo importante es lo que cuenta.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, ¡Pues claro que he leído a Rupi Kaur! Estoy a la espera de su segundo poemario, aunque a lo mejor me da por leerlo en inglés que seguro que es toda una delicia :)

      Eliminar
  5. Hola guapa la edición es preciosa, y aunque dices que no solo es poesia en principio no es para mí... No te digo yo que algun día pase por una librería lo vea y se venga conmigo, pero por ahora...
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, una cosa es que la edición sea una preciosidad y otra que interese el contenido. En mi caso por suerte sí ha sido así... pero lo bueno de este tipo de publicaciones es que de una hojeada rápida descubres si te interesan o no, más allá de lo exótico que sea su "Plumaje".

      Un beso!

      Eliminar
  6. Tres intentos frustrados para leerte...pero no me da la vida últimamente y quería leerte sin prisas.

    El libro no podía pegarte más, pero vamos no hay quien se resista...es que es una preciosidad lo mires por donde lo mires. Y muy original que combine poesía, prosa y aforismos. Me ha gustado mucho ese detalle.

    Me esperaba una temática más centrada en el amor que duele (mi alcahueta interna me puede jaja), pero veo que tiene de todo y además que sabe cómo tratar los temas. Me gusta también.

    Ya sabes que me acerco poco al género, pero de vez en cuando es muy refrescante. Me apunto esta preciosidad ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me lo vas a decir, que no me da el tiempo para nada... y sé de sobra que a éste género te acercas con puntillas, y por eso no me atrevo ni a hacerte recomendaciones. Los que sientas que van contigo, adelante, porque hay verdaderas joyas ahí fuera :) Para mi aquí he dado con una porque como tú sabes va y mucho con mi rollo jajajaja.

      Un beso!

      Eliminar