ensayo

Reseña: Solterona, de Kate Bolick

lunes, junio 12, 2017

¡Cuervos días!

Hace mucho tiempo que le tenía ganas locas a este libro del que tan bien me habían hablado, y ahora puedo decir que es increíble con qué sutileza y facilidad logra tocar todos los temas sin dejar títere con cabeza. ¿No has oído hablar de las "despertadoras"? Seguro que tú también tienes alguna en tu vida, deja que te ayude a descubrirlas.

"Tan atractivo como difícil de clasificar, Solterona es un libro que explora en primera persona y denuncia sin piedad las cuestiones que han sido consideradas claves de la realización femenina por parte de la sociedad patriarcal. El matrimonio, la vida profesional, la maternidad… todas estas situaciones marcan la vida de las mujeres y en ocasiones las lastran para llevar adelante una vida creativa y profesional rica y equiparable a la de los hombres.

Kate Bolick demuestra su teoría con respecto a la vida de las mujeres comparando sus inquietudes con las decisiones que en día tomaron algunas de sus heroínas, de sus «despertadoras», como Edith Warthon, Maeve Breenan, Neith Boyce, Edna St. Vicent Millay y Charlotte Perkins Gilman; mujeres que supieron llevar adelante una vida no dependiente de varón alguno y que destacaron como periodistas y escritoras."

Que no te asuste ver que no es una novela, ven, siéntate ahí y espera un poco más. No sientas el vértigo de adentrarte en la mente de Kate Bolick y cometas el error de pensar que va a ser un viaje aburrido, lento, insulso. Quizá el verdadero miedo lo sientas cuando te descubras compartiendo muchos de sus pensamientos y una pregunta surja de todos ellos. "¿Por qué consentirlo?"

Ahora parece que el feminismo se ha puesto de moda, es tendencia, como si antes no existiera. Y a mi me da pereza esgrimir esa palabra en ésta reseña porque parece que solo buscas la demagogia, así que intentaré obviarla por muy presente que esté en el libro, por muy obvia que sea su influencia. Hay cosas a las que no hace falta ponerles título para que se entiendan.

Porque Kate Bolick nos habla del matrimonio, de las aspiraciones en la vida, la soledad, el éxito, aprender a valorarse a una misma y buscar la felicidad allí donde nadie te dijo que podrías encontrarla... y quién sabe, quizá todo esto pase por alcanzar una etapa de "solterona", confabular contigo y atreverte a descubrir el mundo por tus propios ojos. Sin ser la sombra de nadie. Sin depender de segundas opiniones o anteponer las necesidades de terceros a las tuyas propias. Por eso nos embarca en una narración por las distintas etapas de su vida y las mujeres que la hicieron madurar intelectualmente, Las despertadoras. Cita entre otras a Maeve Brennan, Neith Boyce, Edith Wharton o Charlotte Perkins Gilman.

Por ello decide acercarse un poco más a ellas y los lugares donde vivieron, para comprender qué las impulsó a tomar algunas de las decisiones más importantes de su vida y tratar de darle sentido a sus propias incógnitas. Comienza así un movimiento por reencontrarse con su verdadera identidad, con la mujer que dejó en el olvido años atrás por andar demasiado obsesionada con el matrimonio y la vida que al parecer debía vivir. No es una crítica cínica ni arremete contra las relaciones, algo que algunos podrían llegar a pensar. Al contrario. Tan solo es una reflexión sobre lo importante que es valorarse a uno mismo, tener tu lugar en el mundo, y que nadie debería sentirse marginada o diferente por elegir tomar su propio camino en contra de lo que dicte nuestra sociedad. ¿Por qué existe el término "solterona" y siempre es usado como algo despectivo, cuando para los hombres se emplea el "soltero de oro"? ¿Es que es aceptable que un hombre esté soltero, pero para una mujer significa haber fracasado en la vida? ¿Tan peligroso es ambicionar independencia?

Como ella misma dice en una parte del libro, no sólo hay que luchar por conseguir esa independencia, sino también por convencer al mundo de que es algo aceptable. Y es curioso, porque es justo nuestra sociedad la que insiste en hacernos creer que la única forma de sentirse solo es estar soltero. Como si compartir tu vida con alguien fuera la solución universal a todos tus problemas. Como si ser madre fuera tu único fin en la vida y si no lo alcanzas entonces habrás fracasado.

¿Ya estamos preparados para que una mujer joven emprenda el largo camino de su vida como ser humano que tiene un sexo pero no está limitado por él?

Publicado en pasta dura y con el canto de las páginas en negro. El libro se divide en capítulos presididos por las "Despertadoras", esas mujeres de las que Kate aprendió cómo valorarse y luchar por sus metas, su vida, sus sueños. Son ellas quienes marcan cada etapa y quienes dan paso de un tema de debate a otro. 

"Solterona" es una crítica constructiva de nuestra sociedad y el modo en que algunas de las costumbres más absurdas han terminado por parecernos naturales. La carga de ser mujer soltera en un mundo dominado por hombres, y la libertad que otorga dejar de pretender ser lo que los demás esperan que seamos. Piensa en ti. Sé por ti.




También te puede interesar

14 plumas negras

  1. ¡Hola, Meg!
    Buena reseña. Ya había escuchado de este libro y tengo muchas ganas de leerlo, me parece que la crítica que hace es relevante y necesaria.
    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra ayudar a que tengas aún mas mono de lectura jajajaja. Lo disfrutarás seguro :)
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Hola! No conocía este libro pero la verdad es que no es mi estilo de lectura así que lo dejo pasar. Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti por pasarte a leerla y comentar :)
      Un abrazo

      Eliminar
  3. No lo conocía y creo que podría gustarme, así que me lo llevo apuntado.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues un placer descubrirte una posible lectura, para eso estamos ;)
      Un beso

      Eliminar
  4. Hooola Meg!!!

    Cuándo vi este libro en la librería me paré en seco: ya de por sí el título tiene algo de despectivo hacia la mujer. Ese 'solterona' del plan 'mírala, ningún tío la quiere' en el que se nos ha estereotipado durante tantos años a las mujeres por no querer ligarnos con nadie. Y cuándo leí la sinopsis me enamoró: no es como Moran, de venta rápida sino que tiene pinta de algo más profundo, tirando a Núria Varela o a Juana Gallego, y pensé, 'este va a caer algún día'. Y hoy me encuentro con tu magnífica reseña e hija, qué mono de libro tengo ahora.

    Tengo que añadir que lo de que 'el feminismo de ha puesto de moda' no deja de ser algo extraño. Para nosotras mejor, porqué así se le da más bombo y se señala lo machista y la opresión social contra las mujeres, pero si que es cierto que personas que por ejemplo, antes ponían por las nubes libros machistas, de golpe y porrazo 'plop!' se han pasado al feminismo. Que eso está bien, pero no deja de tener un tufillo raro. También está el hecho de que algunas marcas de ropa como la cofradía del Amancio (nótese la ironía), han decidido estampar en camisetas (que por cierto quedan como el culo) mensajes de igualdad y de empoderamiento femenino, camisetas que han estado hechas por mujeres y niñas que precisamente, han sido explotadas de mala manera para hacerlas.

    Estoy de acuerdo contigo cuando dices que 'hay cosas que no hace falta ponerles palabra para que se entiendan'. Esto me viene al pelo para relacionar esas chiquillas que tienen la palabra feminista en la bio de twitter y a la hora de la verdad escriben unos libros machistas de cojones (véase Besos entre líneas). Creo que más que palabrilla en RRSS, lo que hay que hacer es demostrarlo a la práctica, señalando el machismo, aportando libros que puedan hacer abrir los ojos al personal, dando una vuelta de tuerca a esa normalizción del heteropatriarcado, a fin de cuentas, no estigmatizando no respetando los clichés.

    Tengo curiosidad de que Bolick en realidad sea una especie de voz de la conciencia en forma de ensayo. Algo que sabemos que está ahí y que muchas todavía no se han parado a pensar ni a descubrir. Un poquito a lo que refiere es a pensar por nosotras mismas, a escoger por nosotras mismas sin tener que 'cumplir con las exigencias de la sociedad'. Y eso no es moco de pavo.

    Es más en esta sociedad se nos ha puesto como meta que una mujer DEBE enamorarse, DEBE tener pareja y DEBE tener hijos para tener una vida plena. Que eso es la cúspide de la felicidad y que no podemos aspirar a más. Qué triste, somos como puñeteros jarrones.

    En fin, que me alegro mucho que nos traigas libros de este calado, que vamos, segurísimo que lo voy a leer y que me encanta cuando te metes así, finamente con el heteropatriarcado. Directamente a añadirlo a goodreads va.

    Un besote enooooooorme!!! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que disfruto leyendo tus comentarios no tiene nombre jajajaja (O lo tendrá, pero a mis neuronas licuadas por el calor no las sale la palabra). No sabes cuánto coincido en lo de las camisetas, eso no hace más que reafirmar mi opinión de que al feminismo lo tratan como una "moda" y no algo que siempre ha estado ahí aunque antes no fueran tan sonado ni estuviera en boca de todos. Y muchos/as esgrimen esa palabra sin siquiera saber lo que significa o respetar las ideas que defiende, lo cual es muy triste porque ensucia un mensaje que todo el mundo debería apoyar.

      Ya leeré tu opinión cuando caiga, porque seguro que no te faltarán cosas que contar ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  5. No lo conocía pero no sé si es para mi. Investigaré un poco a ver.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tienen los ensayos, pueden apasionar o volverse un coñazo de lectura. Así que sí, tiene que ser algo que realmente te atraiga para animarte :) Yo desde luego que te recomiendo echarle por lo menos una hojeada, es bastante fácil de leer y el mensaje cala hondo.

      Un beso

      Eliminar
  6. Hola!

    Lo había visto por RRSS pero es la primera reseña que leo y aunque me imaginaba que tocaba este tema no conocía mucho más.

    Qué cierto es el tema que toca y qué triste, parece que las mujeres siempre llevamos las de perder en nuestra sociedad. El otro día por la radio escuché cómo un hombre llamaba para confesar que había puesto los cuernos a su mujer porque necesitaba más y adivina cómo le llamo el presentador..."picha brava". Eso sí, el estupendo "picha brava" decía que si su mujer le pusiera los cuernos le molestaría. Y digo yo...¿Qué termino utilizarían para la mujer en el caso de que se los pusiera? Eché humo y fuego hasta por las orejas.

    Me ha encantado tu reseña y lo interesante que es este libro...además me parece super interesante que da importancia al quererse a sí mismo, que muchas veces se nos olvida.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ves? Esas son las cosas que me molestan. En las novelas a veces haces la vista gorda porque es ficción, porque puede que existan comportamientos machistas pero no por ello su autor los defienda... pero luego escuchas semejantes chorradas en el "Mundo real" y te preguntas si manteniéndolo en la ficción no lo estaremos promoviendo, haciendo que ese comportamiento parezca normal y aceptable en la sociedad. ¿Él si pero ella no? Ole.

      Por eso me gustan este tipo de libros, creo que es imposible coincidir al 100% con todo lo que diga su autor/a (Que al fin y al cabo también se permite dar su opinión personal, como lo hago yo) pero siempre aprendes algo y abres los ojos ante una realidad muy presente aunque no lo notemos. Y eso es importante.

      Un abrazo!

      Eliminar
  7. Holaaa
    me parece muy curioso el tema que aborda, además me encantan los libros "críticos" siempre y cuando sean desde la perspectiva de construir, y este tiene pinta de serlo, así que me lo apunto
    Muchas gracias por dármelo a conocer
    ¡un besazo!

    ResponderEliminar
  8. hola! tu eres una de esas despertadores a las que se alude, vamos de reseña en reseña, saludando y comentando y de pronto llegas y topate con esto dices, y nos gusta y compartimos!!!!!!gracias, muy interesante propuesta que quedara perfectita colgada en el muro. saludosbuhos agradecidas.

    ResponderEliminar

Participo en...