¡Cuervos días!
Algunas historias deberían tener más de un narrador. Permitir a todas sus voces contar su propia versión, resurgir de la imagen que la cultura popular a querido atribuirlas. Algo así es lo que nos ofrece éste libro, una ampliación de todas las mujeres que aparecen en la Odisea y como su papel fue mucho más que asistir al héroe. Allí no eran esposas pacientes y despersonalizadas. Todas ellas fueron unas adelantadas a su época que desafiaron a la sociedad.

"La mayoría de las adaptaciones y recreaciones de la Odisea se han centrado en el héroe, en el viaje de Ulises. Esto ha afectado a la imagen que tenemos de los personajes femeninos, que han llegado hasta el siglo XXI convertidos en estereotipos del imaginario popular que nada tienen que ver con unas mujeres dotadas de una personalidad muy definida. Odiseicas ofrece una apasionante aproximación a estos personajes femeninos que, con su comportamiento y sus cualidades, desafiaron el rol que se esperaba de ellas en una sociedad patriarcal y misógina."

Eternamente ligado a La Iliada, tanto en fama como en autoría... y sin embargo, son numerosos los especialistas que consideran "La Odisea" una obra posterior y de un diferente autor. Una narrativa más compleja, personajes más desarrollados... y el elenco de personajes femeninos resulta esencial para el viaje del héroe.

Pero nunca se habla de ellas. Odiseo es el héroe de la historia y todas esas mujeres han pasado a ceñirse en pobres estereotipos que la cultura popular ha ayudado a crecer. Cuando las mujeres son vistas desde los ojos de un hombre se suelen fijar en los mismos parámetros: Belleza, amor, sexo. Pero si leemos el texto original, en la Odisea sus mujeres son mucho más que las versiones pasivas o malvadas a las que han sido reducidas. Sin Circe, Calipso, Helena, Nausícaa, Atenea, Alcínoo... y sobretodo sin la inteligencia de Penélope, Odiseo jamás hubiera sobrevivido.

En forma de ensayo, Carmen Estrada analiza el papel de la mujer y a algunas de las protagonistas para redescubrirlas y romper tópicos de género. Hablamos de unos tiempos patriarcales y misóginos, aún más que los actuales, así que resulta tan asombroso como triste pensar que pese a las miles de adaptaciones que ha tenido la obra, sus mujeres siempre han sido despreciadas y retratadas en un minúsculo segundo plano.

Otro de los datos dignos de análisis es que, desde aquella época, ya se empleaba la culpabilización de la víctima. Si una mujer era raptada probablemente era porque no opuso suficiente resistencia, o porque lo permitió. La violencia sexual estaba a la orden del día, así como el desprecio hacia la figura femenina. Se las privaba de un lugar para hablar junto con los hombres, se las ninguneaba en actividades guerrilleras. Pero en la Odisea tenemos claros ejemplos como el de Penélope, mucho más valiente e inteligente que el inepto de su hijo y una mujer capaz de mantener todo su reino bajo control hasta el regreso de Odiseo. Ahí es nada.

Bajo el marco de la Grecia Arcaica redescubrimos estas figuras y el valor que han tenido en la obra original, tanto que cuesta creer cómo han mutado a lo largo de los años. Si en la Iliada eran "objetos" que originaban guerras, en la Odisea pasan a ser sujetos, mujeres activas, independientes que incluso renuncian a casarse o verse sometidas.

Finalmente tenemos varios extractos de la propia obra que nos acercan más a la personalidad de estas grandes mujeres y todo lo que el ensayo nos ha ido revelando de ellas. Conciso, entretenido, bien estructurado y con un resumen final de cada uno de los cantos de la Odisea para que cualquiera, conocedor o no de la obra, tenga un contexto claro.

Mi opinión es obvia. Una maravilla de publicación muy bien documentada que rescata un clásico y nos abre los ojos ante sus muchas revelaciones. A veces es difícil acercarse a obras y textos de tan difícil interpretación, pero gracias a libros como éste es imposible contenerse el hambre de devorar tan inmortales historias. Y conocer a las fantásticas mujeres que encierran sus páginas.








¡Cuervos días!
Me encanta terminar una lectura con tanto entusiasmo como el que me ha provocado Lobizona. Original, plagada de referencias culturales, con un desarrollo perfecto... pero bueno, ¿Qué hago aquí destripando lo mejor de la reseña? Es que si no os quedáis a leerla no descubriréis el gran, GRAN secreto que esconde éste libro.

"Algunas personas son ilegales. Las lobizonas no existen. 
Estas dos afirmaciones son falsas. 

Manuela Azul se encuentra atrapada en una existencia que resulta demasiado pequeña para ella. Como inmigrante indocumentada que debe huir de la familia criminal de su padre en la Argentina, Manu se ve confinada a un pequeño apartamento y a una vida discreta en Miami, Florida. Hasta que la burbuja que la protegía estalla. Atacan a su abuela adoptiva. Muchas mentiras salen a la luz. El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas arresta a su madre. Manu se queda sin hogar, sin respuestas y, ahora, sin cadenas que la aten.Investigará la única pista que tiene sobre su pasado: un misterioso emblema con forma de Z, que la guiará a un mundo secreto oculto en el nuestro. Un mundo conectado con su padre muerto y su pasado criminal. Un mundo sacado del folclore argentino, en el que la séptima hija consecutiva es una bruja y el séptimo hijo, un lobizón."

Manu nunca ha conocido a su padre y vive ceñida a las normas de su madre, tanto si las entiende como si no. Ambas son inmigrantes indocumentadas y saben que deben medir cada paso si quieren seguir disfrutando de la vida que se han labrado. Pero lo bueno nunca dura, y cuando son atacadas Manu se ve obligada a huir, enfrentándose a un mundo del que solo había oído hablar en cuentos y leyendas... su mundo.

Nunca ha sabido por qué tiene esos ojos tan extraños y llamativos que la convierten en un bicho raro. Tampoco por qué la luna la afecta más que al resto, padeciendo lo que su madre denomina como "Lunaritis". Quizá el secreto esté en descubrir quién era su padre y de dónde la han venido todas esas peculiaridades. Pero cuando por fin encuentra un grupo de amigos tan diferentes como ella descubre que su padre está lejos de ser alguien con quien quiera tener contacto.

"Lobizona" bebe del folklore argentino para entregarnos una historia diferente, original, una mezcla perfecta entre magia y seres sobrenaturales. En mi caso personal desconocía ésta mitología, así que he disfrutado encontrando algo novedoso y fuera de lo común. El mundo que crea es uno de sus puntos fuertes. La pega: Que he disfrutado menos de los personajes, he echado en falta que alguien más brille y destaque dentro de los protagonistas.

El lobizón es el hombre lobo sudamericano. Es una mezcla de mitología europea y la leyenda del luisón, una criatura diferente, arraigada en las historias de los guaraníes, que son una población indígena de América del Sur.

También tuve la sensación de que el arranque es algo lento, tarda en llegar la auténtica acción y las revelaciones sobre toda esta realidad fantástica. Aun así no lo critico, nos sitúa muy bien en la historia y en todos sus personajes antes de que la vida de Manu cambie. En este punto podríamos ver muchas similitudes con Harry Potter, que de hecho, es nombrado varias veces en la novela. No os confundáis. 

Como suele pasar, que sea una novela juvenil o de fantasía no la limita a tener un contacto con la realidad y hacer una crítica de nuestra sociedad. Y creo que ya lo habréis imaginado, aquí el tema principal es la inmigración. Manu se siente una intrusa en su país, y también en el nuevo mundo que va a descubrir. No pertenece. Es... "ilegal".

En un cierre brillante que deja con muchas ganas de más, "Lobizona" se consagra como un inicio de saga muy prometedor y refrescante que, sin aportar nada nuevo al género, sí nos entrega una historia única y rica en elementos que harán las delicias de todos sus lectores.








¡Cuervos días!
Estos días he vivido uno de esos reencuentros que tanta falta nos hacen, aunque fuera a través de la literatura. Se trata de la nueva novela de Víctor del Árbol, un autor al que no he perdido la pista desde que me perdí por primera vez en una de sus novelas. Siempre diferentes, pero siempre inconfundibles.

"¿Quién es Diego Martín? Ni siquiera él lo sabe. Un padre de familia, un esposo, un respetable profesor universitario. Uno de los hijos de la emigración de la España rural a la España industrial en los años sesenta. Alguien que se ha hecho a sí mismo renunciando a sus orígenes, a sus raíces. Y a la vez alguien incapaz de liberarse de ese pasado, de la sombra de su padre, del enfrentamiento ancestral entre la familia Patriota y la suya. Un hombre que se está convirtiendo en aquello que más odia.

El detonante es Martin Pearce, un seductor enfermero que cuida de su hermana Liria, ingresada desde hace años en un centro psiquiátrico. Martin, que de entrada parece un chico sensible, refinado y cautivado por la belleza, esconde otra cara que Diego descubrirá de la peor manera posible.

¿Qué hizo Martin Pearce para desatar a un Diego desconocido? ¿Qué ocurrió para que este rompiera con su familia y se enfrentara con todos ellos? Diego todavía recuerda ese pasado con la mirada del niño que fue y comprende que quizá ha llegado el momento de verlo con unos nuevos ojos.

¿Para qué necesitamos conocer la verdad sobre nosotros mismos si podemos escondernos en la mentira?"

Diego está lejos de ser un padre ejemplar, un marido ejemplar, siquiera un hombre al que admirar. Su vida se cae a pedazos al igual que cada una de las mentiras sobre las que la ha cimentado. ¿Pero lo convierte eso en mala persona? ¿En alguien violento, alguien capaz de matar? Y si se diera el caso... ¿Podemos justificar su conducta por algún tipo de herencia genética, una maldad que ha sobrevivido a su padre?

En éste rompecabezas vivimos una constante deconstrucción de personajes, que pasan de ser sólidos e indestructibles a personas frágiles y heridas. La vida no ha sido clemente con ninguno, enviándolos a guerras o provocando terribles desgracias familiares. Ese es el juego en "El hijo del padre", comprender los orígenes y tal vez la evolución que los protagonistas han sufrido. Encontrar pistas que nos lleven a la verdad. Si Diego es un reflejo de su padre, si éste era la persona que creían, o si su abuelo dejó una impronta que ellos no han sabido esquivar.

Sus historias se entrelazan con la de Martin Pearce, un misterioso pero encantador enfermero que se encargará de cuidar de Liria, la hermana pequeña de Diego. A Liria la rodea un conjunto de tramas oscuras y que serán el centro de la novela, misterios sin resolver y para los que cada personaje tiene una respuesta diferente. Pero no hay que desatender su situación actual, la compañía de ese hombre de apariencia inocente y que sin embargo parece estar haciéndola retroceder en su recuperación.

En la vida de los miserables todo es pecado, ¿Verdad? Todo excepto la resignación. Callar y agachar la cabeza.

Hay muchos abusos en la novela, de todo tipo. Se cuestiona la moralidad, el poder, la pasividad. Porque creo que la intención de toda esta obra es invitar a la reflexión y estudiar todas las aristas del ser humano, centrándose especialmente en los rincones más oscuros.

Volviendo a la trama, también es muy rica en épocas y escenarios: De Badajoz a Barcelona, a la Unión Soviética, al Sahara Oriental. Éstos espacios sirven para saltar de una época a otra, a través de las distintas generaciones que protagonizan la novela. También dispondremos de las notas de Diego Martín desde la Unidad de Evaluación Psiquiátrica, que nos ayudarán finalmente a completar ese mapa temporal.

Como suele ser habitual en éste autor, cuesta encasillar la novela en un único género. Sin duda hay thriller psicológico, hay drama y ciertos toques históricos. Cada personaje narra su propia odisea y todos están vinculados por los lazos de sangre, pero no por una trama necesariamente conjunta. Sin embargo, cada historia sirve para desembocar en un juicio legal y moral del que no disfrutaríamos sin disponer de toda esa información.

Si esperas lo suficiente, el odio se cansa de morderte las entrañas. Se va secando poco a poco. Y luego se marcha a otra parte. No quiero que mis hijos crezcan con el corazón pequeño.

"El hijo del padre" es una lectura compleja pero apasionante, muy en la línea de lo que Víctor del Árbol suele ofrecernos. De cómo la vida nos reclama deudas pendientes, y cómo la culpa consume hasta a los más inquebrantables. Muy recomendable.








¡Cuervos días!
Por fin tenemos aquí el desenlace de ésta épica historia de fantasía que tanto se ha hecho de rogar, y mira que solo tiene dos libros. Da igual, me enganchó completamente y necesitaba saber qué iba a suceder con mis personajes favoritos. Lo peor de la espera es llevarse una desilusión... ¡Pero no! Cumple y aumenta lo que prometía en su primera entrega. 

"Como nueva jefa de los Cuervos, Fie sabe bien que no debe esperar que los miembros de la realeza cumplan su palabra. Aun así, tiene la esperanza de que el príncipe Jasimir lleve a cabo su parte del juramento y proteja a su casta. Pero entonces el humo negro cubre el cielo, anunciando de la muerte del rey Surimir y el comienzo de la despiadada lucha de la reina Rhusana por el trono. La reina bruja usa la mortífera plaga para unir a la nación de Sabor en contra de los Cuervos... y para expandir su monstruoso ejército. Por eso, Fie y su bandada se ven forzados a mantenerse ocultos y a dejar que la plaga haga estragos en el país. Sin embargo, a todos les queda poco tiempo antes de que los Cuervos mueran de hambre en el exilio y Sabor desaparezca para siempre. Una desesperada Fie llama a viejos aliados para derrocar a Rhusana desde el interior de sus propias paredes. Pero dentro del palacio real, la única diferencia entre un conquistador y un ladrón es un ejército. Para sobrevivir, Fie deberá descifrar no solo cuál es el plan de Rhusana, sino también los ancestrales secretos de los Cuervos. Secretos que pueden salvar a los suyos o destruir el mundo."

Tal vez necesitéis refrescar la memoria desde su primera entrega, "La misericordia del cuero" (Reseña aquí). En éste caso sí considero necesario haberla leído ya que la historia va como títere sin cabeza si no sabes qué ha desencadenado los acontecimientos actuales. Pero ésta es una reseña libre de spoilers, así que leed sin miedo.

Fie se ha convertido en una líder decidida y capaz de mantener a los suyos a salvo. Pero no es fácil mantenerse en pie cuando es la mismísima reina quien, junto con sus ejércitos, lucha por desestabilizarte y volver a todo el pueblo en tu contra. Los cuervos no pueden ganar poder, mucho menos prestigio. Siempre han sido vandalizados y deben recordar que ese es su lugar, el de la escoria, el de los desterrados sin hogar ni privilegios.

Aunque tal vez no siempre fue así. Y desde luego, no debería serlo. Por suerte no todos piensan como la cruel reina Rhusana y es que ahora cuentan con el apoyo de los halcones... o al menos así lo habían pactado. Quizá aún tengan que enfrentarse a alguna inesperada traición y un horizonte nublado antes de ver amanecer un día en el que su bandada deje de ser vista como el enemigo, y donde personas sin moral ostenten la corona.

Por ello no hay mejor plan que sumergirse en el pasado de su casta y descubrir secretos inimaginables que les habían sido negados. Una poderosa conexión con sus antepasados que elevará a nuevos niveles la guerra en Sabor.

Tenemos un dicho entre los Cisnes Negros. La única diferencia entre un conquistador y un ladrón es un ejército.

Siempre me resulta imposible sacarme de la cabeza "Seis de Cuervos" cuando leo la historia de Fie, probablemente porque estas aves comparten un alto protagonismo en ambas (Y también en mi corazón, je). Pero no son historias comparables pese a compartir género, las dos se diferencian perfectamente y brillan por senderos propios.

Me encanta lo bien que mantiene el ritmo, que sea una bilogía ya que no se distrae con tramas innecesarias y pese a ser una segunda entrega renueva y mejora lo que ofreció con la primera. Sin duda todo un acierto para el género fantástico, y un gran descubrimiento de autora.

Poco que objetar de una saga fascinante llena de personajes carismáticos, acción, traición, romance, ocurrentes diálogos y la justa cantidad de rebeldía para no olvidar que pese a ser un mundo imaginario parte de los mismos problemas que tenemos nosotros. Y eso siempre es un acierto.

Muy recomendable para todos los que ansíen una historia que te atrape de principio a fin.