contemporanea

Reseña: La cámara verde, de Martine Desjardins

miércoles, febrero 07, 2018

¡Cuervos días!

Todos conocemos a alguien avaro hasta la saciedad,  ¿A que sí? De los que no perdonan ni un céntimo. Bien... pues nada de lo que hayáis visto o leído se puede siquiera comparar a lo de la familia Delorme. Lo suyo va mas allá de toda estadística, y su culto por el dinero sobrepasa los límites de lo moral. Pero pasad, dejad que la mansión os abra sus puertas...

"Todas las casas tienen sus pequeños secretos, pero algunas los protegen con más ahínco que otras. Durante años, los engaños y vilezas de la familia Delorme han sido celosamente custodiados por las robustas paredes de su hogar, una mansión gótica situada en Mont-Royal, a las afueras de Montreal. Tras sus sesenta y siete cerraduras, el edificio ha ocultado las historias más perturbadoras de sus habitantes. Sin embargo, todas ellas saldrán a la luz con la irrupción de la intrigante y hermosa Penny Sterling. Con su llegada se desvelarán los pecados de los Delorme, incluyendo los cometidos en la habitación abovedada conocida como «la cámara verde», donde se esconde el espeluznante cuerpo de una mujer momificada que sujeta entre los dientes un ladrillo con una moneda de plata."

...Y es que la propia mansión actúa como narradora en esta novela. Sí, leéis bien. En esta original novela gótica es la casa quien, harta de sus insoportables propietarios, decide tomar el mando. Partiendo de esta premisa imaginad la de delirantes situaciones que tienen lugar entre sus páginas.

Pero dije que os iba a presentar a los Delorme, no se me olvida. Ésta familia ha hecho del dinero su religión, y no lo digo de forma metafórica. Poseen tan devoción por la riqueza que incluso el edificio en el que viven está inspirado en un banco, y su caja fuerte no es otra que la conocida como "cámara verde", allí donde esconden sus más oscuros secretos. Todo empezó con Prosper, quien en su lecho de muerte fue engañado para legar toda su fortuna a tan solo uno de sus hijos, Louis-Dollard, casado con la aún más avara y ambiciosa Estelle. Juntos han creado este imperio del ahorro y la vanidad. Con ellos viven las tres hijas de Prosper, Blástula, Gástrula y Mórula (No, no es broma) a las que comparan ni más ni menos que con las brujas de Macbeth. Finalmente está Vincent, el heredero de toda esta mansión, un chaval sin conciencia para los negocios que posiblemente dilapidará el dinero en cuanto éste llegue a sus manos. ¡Y eso no pueden permitirlo! Así que cuando la preciosa e inteligente Penny Sterling llega con la intención de alojarse allí... está claro: Deben conseguir que se enamore de Vincent y los salve de la ruina.

Con este peculiar panorama es imposible aburrirse, y así es. La mansión está harta de sentirse vejada por semejante panda de lunáticos y ha decidido que es hora de actuar. La codicia rompe el saco.

Me encanta hasta qué extremos llevan su locura, tanto que han inventado sus propios mandamientos (Los mandamientos del dinero, faltaría más) y conservan como su bien más preciado la primera moneda de Prosper, atribuyéndola poderes. La fortuna que amasan es gracias a ella y si la pierden, desaparecerá todo.

3. Te acordarás de que el dinero no crece en los árboles

4. No llevarás calderilla encima

5. No gastarás tu dinero en vano


¿Y qué pasa si algún miembro de la familia se salta estos mandamientos? Bueno, pues que lo expulsan. Cuidado con volverse adictos al juego o realizar una obra de caridad, o comprar algo que no sea esencialmente necesario. Fuera dulces, fuera tentaciones. Y si algo te lo puedes ahorrar, te lo ahorras. Visto el panorama no es de sorprender que sean crédulos ante cualquier profecía o indicio de pobreza... y hasta aquí puedo leer, porque las sombras que se ciernen sobre su perfecto y ridículo círculo familiar están más cercanas de lo que parece.

6. No darás limosna a los pobres

8. No jugarás

10. No codiciarás los artículos de las tiendas

Desjardins demuestra un talento asombroso para crear una historia tan surrealista como impactante, y es que yo ni en nueve vidas hubiera tenido imaginación para escribir nada que se le parezca. En ella encontramos mucho humor negro, tintes de novela gótica, sátira social y hasta un intento de reflexión. Os aseguro que cuando acabéis de leerla lo último que os apetecerá es pareceros a ellos.

Mención aparte merece su cuidadísima edición, con sobrecubierta y una preciosa ilustración de la mansión debajo de ésta. 'La cámara verde' es un viaje en el tiempo, un rinconcito para lectores intrépidos que no le tengan miedo a lo bizarro... pero sobretodo, una novela para esos que aman leer por encima de todo.









También te puede interesar

21 plumas negras

  1. Qué ganas tenía de leer una reseña de esta novela para ver si era positiva, y vamos, no podía ser mejor. La tenía apuntadísima para comprarla este mes y ahora ya es casi una necesidad... jajaja.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  2. Me lo compre hace nada y sé que también lo disfrutaré cuando lo lea.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    No me llama demasiado, así que lo dejo pasar.
    Gracias por la reseña.
    Un besin :)

    ResponderEliminar
  4. Hola! No lo conocía pero la verdad es que el género no es el mio así que lo dejaré pasar. Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Pues me resultan curiosas algunas de las cosas que comentas pero pese a ello creo que no me animaré a leerlo. Un besote :)

    ResponderEliminar
  6. Demasiado raro para juntarlo a otras lecturas raras de las que aún no he salido. Este tipo de libros solo son para muy de vez en cuando y en ocasiones especiales, aparte no le veo la gracia a los nombrecitos, igual es porque soy mujer de ciencias.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me gusta lo que comentas. No me había llmado la atención, pero quizás sea de mie stilo
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Yo es que no sé en dónde vivo metido que nunca me entero de estas publicaciones TAN particulares. Créeme que se me hizo agua la boca leyendo tu reseña, porque pintas la historia de una manera que me es imposible dejar pasar este título así nada más. Lo buscaré por cielo y tierra hasta tenerlo en mis manos jajajaja.

    Soy un cotillo, así que ya te imaginarás cómo disfruto este tipo de libros :D.

    ResponderEliminar
  9. No conocía este libro pero puede interesarme. Gracias por la reseña.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Pues no conocía este libro y me gusta mucho lo que cuentas. Me lo llevo muy bien apuntado.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  11. Lo que nos cuentas me parece de lo más original, lo anoto, seguro que lo acabo leyendo. Gracias por descubrírmelo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Holaaa
    No lo conocía pero oye se ve curioso así que me le apunto para lecturas futuras, creo que puedo disfrutarlo bastante, y me has dejado con la intriga, te lo confieso jajaja
    un besazo y gracias por la reseña ^^

    ResponderEliminar
  13. Hola :)
    La verdad es que tiene buena pinta. Y una reseña muy buena la verdad.
    Nos leemos
    Kiss for you

    ResponderEliminar
  14. Hola! Has conseguido que nos llame la atención. Qué original lo de que el narrador sea la casa... Menuda familia. Lo tendremos en cuenta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Vaya, hoy es el día de las malas, malísimas... :) Si ya le he dicho a Mónica Serendipia que no me parece bien que en un momento de austeridad me "enganche" con una nueva obra, tú vas y haces lo mismo!!! Ainsss... con lo que me gustan las novelas raras pero con humor y encima un toque gótico... Lo dicho, eres mala,malísma.
    Apuntada queda, ;)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  16. Bueno bueno...me encanta que la casa les quiera echar! Jajajaj Aunque no es para menos porque vaya personajes...y vaya nombres les ha cascado a las tres hermanas su autora! jajajajja

    Antes de que se me olvidara he ido rauda y veloz a añadirla a Goodreads porque una historia así, llena de humor y de encanto gótico no me la pierdo por nada del mundo.

    Besitos corasauuu

    ResponderEliminar
  17. Hoooola Meg!!!

    Joooooeeer, últimamente me da que a tus entradas llego más tarde que la Renfe. De verdad hay gente tan agarrá? Es pa fliparlo. El único avaro que conozco de nivel es ese señor multimillonario que se negó a pagar el recate de su nieto (creo que ahora van a hacer una peli de eso) y es un caso que me dejó sumamente perpleja. Si el poder corrompe poderosamente, el dinero hace lo mismo.

    Se ve que cuánto más se tiene, menos se valora todo. Dejan de ser más personas para convertirse en esclavos de un capitalismo nada sano.

    No me hago una idea de cómo la casa va a meterles una patada al culo a los inquilinos, la verdad. Pero poder se puede. Y más si la casa está hasta los cimientos (léase cojones) de esos energúmenos. Lo que sale en la sinopsis de la momia me ha dejado todo loca. XD Es decir, cómo van a momificar a alguien si es un proceso muy costoso y encima lo suyo no es gastar un duro?

    Lo de las supersticiones con las monedas es ya para echarse a la risa. Lo peor es que no deja de ser una crítica a la sociedad. Lo que me para un poco es que digas que contiene humor negro y escenas bizarras (ya sabes, no aguanto la violencia). Pero vamos, que la historia en sí, tiene tela telita. XD

    Un besote enooorme!!! ♥

    ResponderEliminar
  18. HOla!
    No sabía de este libro, pero la verdad que leyendo tu reseña y viendo que el narrador es la propia casa siento mucha curiosidad por saber que me va ha contar, vamos que me la llevo apuntada seguro que más adelante le doy una oportunidad.

    −Fantasy Violet−
    Besotes! ♥ 

    ResponderEliminar
  19. Hola!
    Cuánto tiempo sin poder pasarme por otros blogs..
    He flipado, literalmente, cuando he leído que la casa es la narradora, mira que he llegado a leer cosas raras pero esta se lleva la palma. En cuanto argumento me parece una genial crítica a lo egoísta que llega a ser la gente y la importancia que llegamos a dar al dinero (supongo vaya, porque no lo he leído aunque no me importaría hacerlo). Un fortísimo abrazo Meg :D

    ResponderEliminar
  20. Me has convencido, me lo llevo. Pinta muy bien.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  21. La verdad que me parece, cuanto menos, un argumento de lo más original. Sí, sí que conozco gente que no pasea la cartera ni queriendo.
    No sé, la verdad es que me ha picado un montón la curiosidad. Me lo anoto.
    Besos.

    ResponderEliminar

Participo en...

Mi perfil en es.babelio.com