clasicos

Reseña: Orlando, de Virginia Woolf

miércoles, marzo 14, 2018

¡Cuervos días!
Qué sería de mi sin los libros ilustrados... y éste, además, es un clásico donde los haya. Hoy os traigo la reseña de la última edición publicada de "Orlando", sin duda la mas ágil y humorística de las obras de Virginia Woolf. No estaría de más que os quedarais a conocerla.

"Desde que se publicó en 1928, Orlando ha sido una de las novelas más populares de Virginia Woolf por su originalidad y espíritu transgresor. Cuenta las peripecias de un joven aristócrata inglés, apuesto, rico, seductor y amante de la literatura -figura inspirada en la vida y la personalidad de la escritora Vita Sackville-West, gran amiga de la autora- que cabalga la Historia con mayúsculas desde el siglo XVI hasta el siglo XX y que, durante el reinado de Carlos II, se convierte en mujer. Esta peculiar mudanza de épocas y sexo supone un viaje por el tiempo, los espacios y las emociones, además de una meditación estimulante sobre la creación artística."

Escrita como una biografía ficticia, "Orlando" no deja de ser, como bien cita su contraportada, una de las obras más transgresoras de Virginia Woolf. Es bastante más ágil que otras de sus novelas, la prosa se vuelve menos densa y esto la hace muy recomendable para todos aquellos que aún no han dado el paso de tener su primer encuentro con la autora. Aunque sigue teniendo esos toques poéticos que la caracterizan, su lectura resulta más sencilla y hasta diría que divertida.

Porque vamos a ver, imaginad que un día os dormís, quedáis sumidos en un largo letargo y al despertar... ¡Habéis cambiado de género! Es justo lo que le ocurre al joven Orlando, que tras varios trágicos desencuentros con la vida termina experimentando el mayor cambio jamás imaginado. Ni su desengaño amoroso con una princesa rusa, ni las burlas proferidas contra él por uno de sus poetas más admirados, lo habían preparado para todo lo que estaba por llegar.

Su nueva condición de mujer la permite explorar una posición diferente en la sociedad y un trato que nunca había recibido. Descubre, por ejemplo, que los hombres van siempre armados mientras ellas a su lado son unas pobres ingenuas e indefensas a las que se las niega incluso el aprendizaje del alfabeto... y sin embargo, son ellos los que pierden la concentración con la simple visión de sus tobillos. ¡¡Sus tobillos!!

Pero Orlando siempre ha sido de carácter sensible y una apasionada de las artes, especialmente la poesía (Y su único poema completo le lleva toda una vida componerlo). Es por eso que dentro de su andrógina identidad, siente que posee cualidades que comúnmente se asocian tanto a hombres como a mujeres. Y lo ve bien. Acepta en toda su entereza esa metamorfósis y rechaza las ridiculeces con las que el mundo trata de encasillarla.

Vale más estar vestida de pobreza e ignorancia, estar libre de ambición marcial, de codicia del poder y del resto de los deseos varoniles con tal de disfrutar en su plenitud de los arrobamientos más sublimes que de que la mente humana es capaz, que son la contemplación, la soledad, el amor. Gracias a dios que soy una mujer.

Por supuesto, en una historia como ésta siempre hay lugar para situaciones disparatadas y un toque de crítica mordaz hacia todo cuanto Virginia observaba a su alrededor y no terminaba de aceptar. Mención aparte merece el momento en el que su dedo empieza a sufrir espasmos por la ausencia de un anillo de matrimonio, como al que le amputan un miembro. 

La vida de Orlando comienza en el siglo XVI, durante el reinado de Isabel I y se prolonga hasta casi el siglo XX, de hecho, finaliza en la fecha en que se escribió el libro. De algún modo, Virginia estaba realmente reflejando tanto su sociedad como a su propia persona dentro de la novela, de ahí ese carácter biográfico, y que en muchos de sus capítulos se basa en la vida de Vita Sackville-West, uno de los grandes amores de Virginia. De hecho el hijo de Vita describe esta novela como la más "larga y encantadora carta de amor", lo que no deja lugar a dudas.
La costurera es la Memoria, y por cierto bien caprichosa. La Memoria mete y saca su aguja, de arriba abajo, de acá para allá. Ignoramos lo que viene enseguida, lo que vendrá después. [...] De ahí que Orlando, al mojar su pluma en la tinta, viera la cara burlona de la princesa perdida.


Las ilustraciones son obra de Helena Perez García, la traducción es la realizada por Jorge Luis Borges y viene con prólogo de Jeanette Winterson. Son muchísimas las ediciones publicadas de la novela, pero como suele ser mi caso, si está ilustrado, me atrae más. Helena hace un fantástico trabajo recreando algunas de las escenas de la novela y hasta nos muestra la evolución de Orlando a lo largo de toda su vida, de hombre a mujer, de juventud a madurez.
No diré que sea una novela para todo tipo de lectores porque hace falta detenerse en su lectura con calma y tiene una diferencia abismal de sus momentos más adictivos a los más densos, siendo lenta en algunas de sus narraciones. No por ello dejaría de recomendarla. Creo que su fama es merecida, que profundiza mucho en cada detalle de la historia y que cuando la sueltas sientes la necesidad de ser más creativa, más libre. Y si la literatura es algo, es precisamente eso. 
La bendición de sentirnos libres.

También te puede interesar

18 plumas negras

  1. Tengo que leer a la autora, me gusta descubrir clásicos como este, veo que me gustaría y que edición tan bonita.

    Besos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te animas con él ya me contarás que tal la experiencia :) Yo desde luego cuando son ediciones ilustradas ni me lo pienso.

      Un beso!

      Eliminar
  2. La verdad es que no me llamó nunca la atención esta obra y Woolf siempre me atrajo mucho más por lo que pensaba y lo que decía que por sus novelas. Intenté Las olas y Al faro y me perdí. Ahora que dices que esta es más asequible puede que lo intente.
    La edición es una preciosidad y encima con semejante traductor y la del prólogo que tampoco es manca.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, es una autora cautivadora y sin embargo yo tampoco la encuentro tan "fácil" de leer, no es para todos los gustos. Y lo digo porque yo también me plante frente a Al Faro y aunque me gustó, me costó un montón seguirla.

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Hola! No conocía el libro pero tengo que ponerme algún siglo de estos con la autora y este tiene muy buena pinta. Muchas gracias por tu reseña, me alegra que te haya gustado.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo el presentimiento de que Virginia es una asignatura pendiente para muchos de nosotros jajaja. ¡Ya tienes un candidato para empezar!
      Un saludo

      Eliminar
  4. HE visto más opiniones similares a la tuya en cuanto a narración.
    Y claro, se ve preciosa la edición, pero tengo dudas que creo podré solventar con la siguiente visita a la librería.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso comparto opinión contigo, a mi también me gusta ir a las librerías y palparlos, hojear un poco qué pinta tienen... es como mejor me decido :) Aunque con éste mas te vale tener cuidado, porque las ilustraciones son golosas.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Pues no era una de las novelas que más me llamase de esta autora, pero ahora sí que me has picado, sobre todo al decir que es de las más fáciles que tiene. Y por esta preciosidad de edición, también.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer entonces hacerte cambiar de opinión. Si cae en tus manos ya me contarás la experiencia.
      Un abrazo!

      Eliminar
  6. La edición es muy apetecible pero no sé si yo lo disfrutaría.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego la edición es un caramelito, pero tiene que atraerte el contenido. Otro será el tuyo.
      Un beso!

      Eliminar
  7. Hola guapa, pues la verdad no he leído nada de Virginia Woolfo, pero si encima la edición está ilustrada como que llama más la atención el libro. Lo apuntaré por si me lanzo con ella. :)
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a quién no... desde luego tiene novelas que para mi gusto son mucho más difíciles de leer y para acercarse un poco a su estilo, ésta va de lujo.
      Un beso!

      Eliminar
  8. He entrado a leerte sabiendo a lo que me exponía: seguir sumando a la lista! ¿Qué raro que me lleve un libro que recomiendes, no? jajaja No, en serio, todo lo que publica Alba me atrae muchísimo. Además ilustrado, es una monada!

    A Woolf la quiero leer este año sí o sí, pero tengo en casa "La señora Dalloway" así que comenzaré con ese. Y si me gusta no me importaría nada repetir con esta preciosa edición, además me llama mucho la atención todas esas referencias personales que tiene.

    Besitos



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Éste es de Lumen! Yo también tengo "La señora Dalloway"... pero en mi caso en inglés, así que lo tendré que ir leyendo a pequeños sorbos. Pese a su enorme fama no es una autora fácil, o a mi no me lo resulta. Disfruto leyéndola pero tengo que estar en el momento adecuado para saber disfrutarla como es debido, no te digo ya si me da por el masoquismo y me meto de lleno con el inglés... ésta fue mucho más amena, donde va a parar jajajaja.
      Un beso

      Eliminar
  9. No tengo claro que fuera a gustarme. Aunque la edición es un caramelito.
    Un beos ,)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo. Pero si el libro no es de tu gusto, a por otro que lo sea.
      Un beso!

      Eliminar

Participo en...

Mi perfil en es.babelio.com