Reseña: Memorias de una salvaje, de Srta Bebi

¡Cuervos días!
A los que os suene el pseudónimo de @SrtaBebi seguramente sea de seguirla en redes sociales o haber leído alguno de sus libros de poemas. Ahora, por primera vez, se lanza con una novela tan dura y directa como siempre son sus palabras, dispuesta a dejar un mensaje que cale hondo en todo aquel que la lea. ¿Pero... triunfa en éste cambio de registro? Éstas son mis impresiones.
"K tiene 19 años y una vida un tanto peculiar. Cuando su padre es asesinado en un ajuste de cuentas, se ve obligada a compaginar sus estudios con un trabajo muy poco convencional: el de recepcionista y chica de los recados en un local de alterne clandestino. Bajo la amenaza de los proxenetas y la asfixia de la deuda, vivirá de cerca los horrores que el sistema de la trata de mujeres conlleva. La experiencia la llevará a gestar una metamorfosis que marcará su paso de la adolescencia a la edad adulta.
Las mujeres que allí conoce y la violencia intrínseca al mundo criminal —que también sentirá en sus propias carnes— hará que comience a pensar en defenderse. Para ello acudirá al club de boxeo de Ram, un chico al que la violencia de género también le ha marcado la vida. Pese a las corazas que ambos portan, la curiosidad de este le llevará a interesarse y preocuparse por ella hasta hacerla pensar que quizá sí existan los hombres que aman a las mujeres.
Pero un desafortunado suceso hará que las luces de neón comiencen a parpadear."


Kassandra ha conocido la violencia de cerca, y en su familia las mujeres siempre han estado relegadas en un segundo plano mientras su padre, hombre de negocios, controlaba sus vidas. Tras su asesinato ella y su madre se verán condenadas a saldar una deuda con los socios más peligrosos que tenía su padre, pertenecientes a una organización criminal que trafica con mujeres y regenta un prostíbulo en la ciudad. El acuerdo parece.... sencillo: K trabajara para ellos hasta que quede saldada la deuda, de lo contrario, su madre morirá.

Pero Kassandra no es una chica que se deje amedrentar con facilidad, siempre ha sido una salvaje y el miedo a lo que quieran hacer con ella no logra ser superior a sus ansias de supervivencia. De venganza.

Hay personas cuya existencia es una lucha continua. Personas que, batalla tras batalla,  han aprendido a transformar su naturaleza y fortalecerse, hacerse ejército, como si de contingentes humanos se tratara. Se las reconoce porque se enfrentan a los desafíos de la vida, aunque sean unos chicos intentando intimidarte a la salida de la cafetería.

Así es como K empieza a trabajar para Emil y los "hombres de hielo", como ella los llama, ya que los conoce desde que era una niña. Tanto que aún conserva pesadillas de lo que uno de ellos la hizo; nada menos que su jefe, un hombre que responde al nombre de "Rey de corazones". Repugnante es decir poco. Pero no estará del todo sola, y es que las prostitutas con las que trabaja pronto la revelarán sus historias, las vidas que dejaron atrás, sus inquietudes y sus ganas de recuperar lo que las robaron. 

El poco respeto a las mujeres era una de esas cosas que no necesitan perdón porque no era una equivocación.

Por ellas y por sí misma, K no puede permitirse que esos hombres consigan doblegar su espíritu y la sometan. Decide que debe aprender a defenderse. Se instruirá en el arte del krav magá junto a Ram, su entrenador, un atractivo joven mezcla de razas y de mundos. ¿De verdad puede confiar en él como un aliado... o es igual que todos los hombres que ha conocido hasta entonces? Porque por primera vez siente que podría enamorarse, y nada la aterra más.

Yo no odio a los hombres. Solo quiero que la sociedad deje de odiar a las mujeres.

"Memorias de una salvaje" va más allá de la narración, es una dura crítica social que intenta desmontar clichés y prejuicios, pero sobretodo destapa la cruda realidad de cientos de mujeres y el silencio de una sociedad que mira para otro lado. Quizá el mayor problema que le encuentro es querer abarcar demasiado, ya que es una novela que leí sin apenas poder soltarla pero en las últimas páginas, cercana al desenlace, parece que cobra más importancia el mensaje que subyace entre líneas que la verdadera conclusión de la historia que estamos leyendo. De hecho, la autora dedica unas últimas páginas para explicar cuál era su intención cuando decidió escribir la historia, lo que deseaba transmitir. "Toda representación en la novela integra un significado más profundo".

Escrito en tercera persona y como si de una partida de ajedrez se tratara, las piezas más afortunadas deciden enfrentarse al que será su destino si permiten que reyes y alfiles controlen el tablero. K es una reina, no un peón. En su camino hay debates de todo tipo y desde luego grandes frases tan directas como poderosas, en las que resulta fácil reconocer a su autora. El ritmo también está muy bien manejado, aumentando considerablemente hasta su desenlace. 

Una novela muy adictiva que se propone no solo reformular el lenguaje, sino también quitar la venda a aquellos que han normalizado la explotación de vidas humanas, la supresión de la mujer y sus libertades, una lucha que ahora más que nunca necesita de nuestra implicación.
No temáis al fuego.



15 comentarios:

  1. Hola! No conocía el libro pero la verdad es que trata un tema diferente y me ha llamado la atención su argumento así que me lo apunto. Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡A ti por leerla! Desde luego apuesta por temas no muy habituales, que ya es todo un acierto.
      Un beso

      Eliminar
  2. ¡Hola! Tengo muchas ganas de leer a Srta Bebi así que este libro lo dejo anotadísimo. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. Es la primera vez que la veo y me ha sorprendido.
    Me resulta muy atractivo el argumento, pero quizá esperaré a una excursión librera para verlo in situ, leer algún fragmento suelto para ver si me apetece o no. No quiero ir con los ojos cerrados.
    BEsos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa suele ser mi táctica también, nada como hojear los libros para hacerse una idea de cómo están escritos jajaja.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  4. Buenas. No conocía este libro y parece muy muy interesante. Así que va a la lista de pendientes.
    Besos primor ^^

    ResponderEliminar
  5. Todo el mundo está loco con este libro y a mi, personalmente, no me llama nada...
    Quizás en un futuro...
    Un beso grande y gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  6. No es un tema del que me guste leer porque me imagino las situaciones y lo paso fatal, más de la cuenta. Me suena a otras novelas pero con más enjundia y no simple novela de acción.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Pues yo no conocía de nada a la autora la novela me parece interesante así es que la tendré en cuenta.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!

    Guau, tiene buenísima pinta. Me parece super necesario el tema que trata, y que lo haga de forma cruda y sin tapujos, como debe ser.
    Además, la protagonista K tiene pinta de ser una mujer de armas tomar, pero tampoco sin caer en típicos clichés. Vamos, que me lo apunto.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa, pues parece interesante, pero ahora mismo no me atrae leer libros tan duros.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  10. Conozco a la autora un poco de redes sociales, y leyendo la sinopsis no tenía tan claro que fuera una historia para mí. Pero más que la historia en sí, lo que me gusta es ese significado y crítica que está por encima...eso sí que me resulta muy interesante, además no he leído mucho sobre el tema y eso siempre es un plus ;)

    Me lo llevo, me has convencido (qué raro) jajaja

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Me gustaría saber apartir d q edad es recomendable.." memorias d una salvaje"

    ResponderEliminar
  12. Hola, Meg. He leído la novela y ya has comentado en mi reseña. Es una historia brutal, con una denuncia rotunda y clara a una realidad que todos sabemos que existe y a la que nos cuesta plantarle cara. Contenta de coincidir en lectura e impresiones.

    Besos.

    ResponderEliminar