distopía

Reseña: El cuento de la criada, de Margaret Atwood

sábado, enero 13, 2018

¡Cuervos días!

Esta semana os espera sorpresa doble, y es que ya os voy adelantando que la voy a dedicar a ésta autora. No había leído nada suyo hasta que "El cuento de la criada" llegó a mis manos, en mi caso, porque quedé maravillada con la serie y quería más. ¿Cuál de las dos es mejor? ¿Es tan bueno como dicen o su fama supera al contenido real del libro? Bueno, ésta es mi opinión al respecto.

"Amparándose en la coartada del terrorismo islámico, unos políticos teócratas se hacen con el poder y, como primera medida, suprimen la libertad de prensa y los derechos de las mujeres. Esta trama, inquietante y oscura, que bien podría encontrarse en cualquier obra actual, pertenece en realidad a esta novela escrita por Margaret Atwood a principios de los ochenta, en la que la afamada autora canadiense anticipó con llamativa premonición una amenaza latente en el mundo de hoy.

En la República de Gilead, el cuerpo de Defred sólo sirve para procrear, tal como imponen las férreas normas establecidas por la dictadura puritana que domina el país. Si Defred se rebela —o si, aceptando colaborar a regañadientes, no es capaz de concebir— le espera la muerte en ejecución pública o el destierro a unas Colonias en las que sucumbirá a la polución de los residuos tóxicos. Así, el régimen controla con mano de hierro hasta los más ínfimos detalles de la vida de las mujeres: su alimentación, su indumentaria, incluso su actividad sexual. Pero nadie, ni siquiera un gobierno despótico parapetado tras el supuesto mandato de un dios todopoderoso, puede gobernar el pensamiento de una persona. Y mucho menos su deseo."

En un futuro no muy lejano, Estados Unidos ha pasado a convertirse en la República de Gilead. Debido a la contaminación, gran parte de su población se ha vuelto estéril y es por ello que a las mujeres fértiles se las esclaviza. Son las criadas. Visten de rojo. Llevan cofias blancas que las impiden alzar la mirada. Ellas serán las encargadas de traer al mundo a los hijos de los grandes líderes, de todos aquellos incapaces de concebir por sí mismos. 
Así empieza nuestra historia.

Defred ("Propiedad de Fred") es la protagonista. Ha perdido a su marido, a su hija. Incluso las ganas de vivir. En ningún momento conocemos su nombre, y me refiero al auténtico, al que tenía antes de ser esclavizada. Sí conoceremos los de todas sus compañeras y asistiremos al proceso mediante el cual tratan de hacerlas renunciar a su voluntad para ser las personas sumisas y manejables que quieren hacer de ellas. Tratan de dominarlas con miedo. No lograr reconocer que cuanto más oprimes a alguien, más necesidad siente de revelarse.

Pero no son las únicas mujeres que han dejado de tener libertad. A las sirvientas se las llama "Marthas", visten de verde y se encargan de cuidar las casas de los señores. Las esposas visten de azul y parecen no tener otro propósito que el de criar los hijos que las criadas parirán por ellas. Sus aspiraciones y trabajos antes de llegar a este punto no importan, pues actualmente ninguna de ellas sigue trabajando. En nuestro caso, Defred trabaja para Serena Joy y en algunas ocasiones admite que la recuerda de antes, donde Serena fue una mujer de armas tomar que luchaba por los derechos de los demás. ¿Dónde ha quedado ahora ese alma inquebrantable? Postrado a los pies de su marido: Él debe resaltar y parecer el más resolutivo de los dos.

El único recuerdo de tiempos pasados que le queda a Defred es el chófer, Nick, un muchacho que no sabemos de qué lado tiene sus lealtades pero al menos la hace sentir acompañada y reconocida. La ve. No la trata como a un mero objeto. Es un buen bálsamo contra los recuerdos de tiempos mejores que aún la acechan y se presentan en algunos capítulos en forma de flashback, para que comprendamos cómo era todo antes de llegar hasta aquí. Su mejor amiga, Moira, podría seguir viva como podría estar muerta.

El tono de la obra es muy oscuro y duro. No hay lugar para la esperanza. Y lo peor es que parece tan cercana que somos capaces de imaginar algo tan terrible sucediendo en nuestro mundo, y es eso lo que te deja tan mal cuerpo mientras transitas por sus páginas. Contiene numerosas reflexiones dentro de su propia trama que te obligan a detener la lectura para sacar conclusiones.


Las diferencias con la serie son notables, aunque creo que ambos productos tienen suficiente calidad para mantenerse por sí mismos (Que no siempre pasa). Por ejemplo, yo disfruté muchísimo del personaje de Deglen, otra de las criadas, durante la serie. En el libro sin embargo no la vi brillar con la misma fuerza ni tener el protagonismo que esperaba de ella y en la mayor parte de sus escenas me pasaba desapercibida. Es más, si el libro se os atasca o no termináis de pillarle el gusto os recomendaría leer a la vez que veis la serie, porque allí todo es tan visual que no necesitáis complicaros imaginando lo que Atwood trataba de explicar.

Atwood dijo sobre la novela que  "Lo que escribí estaba sucediendo en ese momento o ya había pasado". Y asusta. Pero es cierto. Parte de la poligamia, del puritanismo. No nos cuenta nada nuevo pero crea una historia con una importante carga crítica que no deja títere con cabeza. Y Defred es un personaje brillante, perfecto para cargar el peso de semejante responsabilidad. Atwood sabe narrar a la perfección el sufrimiento y la agonía de todos aquellos a los que trae a la vida, y cuando miras de cerca, descubres que no son tan diferentes a ti.

Quizá su fama haga que esperemos mucho y después la novela se desplome, no parezca tan impresionante como nos esperamos. Sé de gente que no la ha terminado de disfrutar (Quizá por no entenderla) pero hay algo indiscutible al respecto. Tienes que leerla. No puedes dejar que esta historia se te escape. 





También te puede interesar

12 plumas negras

  1. ¡Hola! Había visto este libro pero nunca una reseña y solo puedo decir que me ha fascinado, que tengo que leerlo de inmediato así que muchísimas ganas por la recomendación y la reseña.

    Un beso n.n

    ResponderEliminar
  2. Meg, gracias por la reseña es muy completa y acertada. Este libro ya lo tengo de primero en mi lista pendientes para este año. Espero leer en este primer trimestre, besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola corasau!

    Pues ya sabes que me apetece mucho su autora, quizás este sea uno de sus títulos a los que más respeto tengo...precisamente por lo que comentas sobre que hay gente a la que no le ha entusiasmado. Tengo miedito, no lo niego. Pero me apetece y más aún después de leerte porque vaya reseñón te has marcado.

    Aunque preveo, al igual que el resto de mujeres que lo lean, que no será una lectura fácil por lo duro de lo que cuenta. Por la cosificación de la mujer...y por la cercanía a nuestra situación actual en la sociedad.

    Besazosss

    ResponderEliminar
  4. Yo tuve la suertaza tremenda de leerla al tiempo que veía la serie y para mí fue una pasada, la disfruté doblemente creo, a pesar de algunas diferencias, como bien dices. Quedé muy atrapada por los personajes y por cómo los reflejaba la versión televisiva, ¡estoy deseando que llegue abril!
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Antes que nada ya conocía la novela, pero no sabía que había sido adaptada en una serie. Siempre he tenido ganas de leerlo, por lo que no declino en lograrlo algún día ^^

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  6. Hola! Lo leí porque quería ver la serie y la verdad es que ambos me han encantado. Encuentro que pese a ser una distopía podría ser perfectamente real. Me alegra que a ti también te haya gustado. Excelente reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Ay... Esta fue mi lectura favorita del 2017, y es que todo lo que comentas me la ha recordado y lo mucho que la disfruté, y también lo mucho que la sufrí por que aunque sea una historia que avanza Serena todo el rato estás en tensión y replanteándote situaciones comparables con algunas que pasan "en el mundo real" Maravillosa reseña, maravilloso libro....

    ¡Me encanta como redactas por cierto, así da gusto leer reseñas :)!

    Julieta del 27

    ResponderEliminar
  8. Ay, no sé, lo cuentas tan bien, estás tan entusiasmada que me picas... pero hay algo que me echa para atrás y no sé qué es... tengo que madurarlo, jeje...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Hola, descubrí esta novela porque me habían recomendado la serie y la verdad es que se trata de una historia muy interesante que te hace reflexionar. Sin duda, yo también lo recomiendo, tanto la serie como la novela. Gracias por compartir :)

    ResponderEliminar
  10. Joe pues con todo lo que te ha hecho sentir la novela me dan ganas de apuntarmela!! De la serie si que había escuchado muy buenas críticas!!

    ResponderEliminar
  11. Fue una de mis lecturas destacadas en 2017,me sorprendió y me gustó mucho como está narrada. He visto que estás leyendo La semilla de la bruja,ya contarás.Yo tengo previsto leer pronto Alias Grace.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola!
    Este es un libro que dudo mucho que le de una oportunidad, no es lo que suelo leer... y no sé si me gustaría, así que esta vez lo dejo pasar. Gracias por la reseña y por ser tan sincera.

    Un abrazo ;).

    ResponderEliminar

Participo en...

Mi perfil en es.babelio.com