Reseña: Ámala (siempre) libre, de Atticus

¡Cuervos días!
San Valentín es un día para el amor; todo lo demás es puro marketing. Por eso he querido que la entrada de hoy rezumara ese sentimiento. Amar a quien necesite ser amado, a nuestra pareja, a nosotros mismos. Pero no todo lo que entendemos por "amor" es sano y si no es libre, no es auténtico... suerte que hoy en día hay poetas que llevan bien aprendido el mensaje y nos regalan publicaciones tan hermosas como la que hoy quiero presentaros.

"Ámala (siempre) libre captura los pequeños y grandes momentos de la vida: la primera mirada de un nuevo amor en París, un baño desnudo y de noche en el mar, la irreprimible exuberancia del espíritu femenino o beber whisky en el desierto al amanecer. Este poemario es una selección que mezcla las poesías más conocidas y queridas y otras nuevas e inéditas de Atticus. Un joven poeta que se ha ganado los corazones y las mentes de cientos de miles de ávidos seguidores en su cuenta de Instagram @atticuspoetry."

Alguien ha avistado una mujer salvaje en todo su esplendor y ha sabido contener la belleza de esa imagen en un libro. Él es Atticus, uno de tantos poetas urbanos que han alcanzado la fama gracias a internet y a textos virales que cada día conmueven a más personas. Y oye, no me extraña.

El libro va dividido en tres capítulos: Ámala, siempre, libre. A simple vista no hay muchas diferencias entre ellos pero si los lees con calma y dejas que te abriguen, sí que ves por qué existe esta triple separación. Los primeros hablan del amor por una persona, de cómo te hace sentir, de todo lo que es. Los segundos ya incorporan un elemento más fantasioso, hablan de sueños, de ilusiones, de astros (Por todo el poemario abundan metáforas e imágenes celestes). Los terceros, como su título indica, abordan esa necesidad de ser libre y no atar a alguien si esperas que permanezca contigo y crezca a tu lado. Y me encanta. Me encanta ese mensaje de mirar juntos en una dirección en lugar de atraparnos el uno al otro y no ser conscientes de todo lo demás






Son tantas las publicaciones que encuentro hoy en día donde se relata un amor tóxico que siento pena por todas las personas que lo leerán y creerán que es eso lo que merecen. Y sí, esos casos también existen en la poesía. ¿Pero cómo puedes aspirar a realizarte personalmente si sólo piensas en satisfacer a alguien que no eres tú? Así que si queréis darle amor a alguien, primero aseguraos de saber lo que es, porque aunque todo el poemario nos hable de "ella" y de lo valiosa que es (Insluso menciona que la ama "de dentro para fuera", y no al revés) hay un mensaje oculto que se repite a lo largo de sus páginas: El amor empieza en uno mismo.

¿Más puntos a favor? Doscientas páginas está por encima de la media en la mayoría de poemarios, pero ésto no afecta a su precio. Por otra parte sus traductoras me han parecido de lo más acertadas y fieles a los textos originales: Irene X y Aixa Bonilla vuelven a colaborar juntas, aunque es su primera vez en el puesto de traducción y creo que no podían haberlo hecho mejor.  

¿Y en contra? Pues que me planten un motero en la contraportada, porque así no puedo ser objetiva. Vale, es broma. No tengo pegas.

Atticus es fan declarado de Fitzgerald, de Kerouac, de Bukowski, de Plath. Sus poemas son seguidos y difundidos por celebridades como Karlie Kloss, Alicia Keys, Shay Mitchell, Emma Roberts. Que sí, que son sólo nombres, pero a mi me valen para exponer el tipo de sensibilidad que os espera dentro del libro. Creo que es de esas personas con una fama merecida y un potente mensaje que merecía ser compartido.

Su edición es tan salvaje como el contenido. Mezcla negros sobre blancos, y blancos sobre negros. Textos cortos, textos largos. Imágenes sin texto, imágenes con texto.Nada en él escapa a esa escala de grises que lo consume y convierte en un libro intimista, que es lo que debería ser. Una oda al amor más libre que podamos tener, el que no se exige, el que alimenta y al mismo tiempo mata de sed.




Nadie debería arrancarnos las alas, por mucho que nos pesen al andar. Porque algún día, por ellas, seremos capaces de alzar el vuelo. Y todo habrá merecido la pena.







15 comentarios:

  1. Vaya. Pedazo reseña, me has dejado que no se qué decir. Que solo espero que el libro, y mira que me resisto a la poesía, sea tan bueno como lo que has escrito tú.
    Y que me encanta esa percepción del amor. Y lo de las alas, con tu permiso, me lo llevo.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola! No lo conocía pero no es mi estilo de lectura aunque se ve una edición preciosa.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Imposible decirte que no con tremenda reseña! Me gusta que me descubran nuevos libros en este género.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mi descubrirlos, así que el gusto es doble :)

      Eliminar
  4. Pues a pesar de tu más que tentadora reseña yo no me animo con el.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hoooooola Meg!!!

    A cagar se me ha ido el primer comentario que te he dejao, por darle a la pestaña de cerrar sin querer. Lo peto, tía.

    Creo sinceramente que la de 50 defecaciones de Grey debería leerse esta reseña a ver si aprende eso de lo que es el amor sano. Y como tu bien dices, el amor hetero es el que nos meten con calzador en todos los productos. Pero hay más tipos de amor, como los que amar lo que uno tiene alrededor: el amor filial, el de la naturaleza, por un trabajo e incluso por uno mismo. Me parece muy curioso como el amor propio lo plantean como ‘autoayuda’. Vamos a ver, la sociedad nos dedica a macharárnosolo ya sea por nuestro cuerpo, nuestro carácter, nuestra sexualidad o nuestra etnia (si eres mujer el doble te machacan). Así que me alegro que hayan poetas como este chico que se pasen todo eso por el forro y le den en las narices a la estereotipada sociedad.

    Los capítulos en los que se ha dividido el poemario tienen un buen hilado. Porqué no se puede tener amor si te dedicas a pisotear a la otra persona, porqué eso no sería amor sino maltrato. Vamos, que amar pero sin ahogar. Dejar al otro su espacio vital. No es tan difícil de comprender y sin embargo, parece que a algunos les cuesta.

    Sinceramente, hace tiempo que pienso que a la sociedad tal y como está montada, no le interesa que el amor propio fluya. Y no le interesa porqué hay una comercialización capitalista que se postula en base a que cuanto menos amor propio tenga una persona, más fácil será venderle productos para ‘satisfacerla’. Y la verdad es que a ese sistema le va genial Solo hay que mirar algunos de los famosos productos que nos venden como románticos para darnos cuenta que no lo son en absoluto.

    Que tenga más páginas y que no le hayan aumentado el precio es de agradecer.

    Un besote enoooorme!!! ♥

    PS: como curiosidad, qué motero habrías puesto? Como me digas a Nicolas Cage en el motorista fantasma lo flipo XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que el fenómeno Grey se dejaría caer por tu comentario... jajaja y qué quieres que te diga, yo soy más de Gray, el Dorian de Oscar. Y de moteros me quedo con los del mundo real (Que además Nicolas Cage me da grimita, no sé por qué, no le aguanto). Como siempre un lujazo tu visita por mis humildes telarañas.

      Un besazo

      Eliminar
  6. Es una edición preciosa la que has traído, pero la verdad es que no disfruto de lo romántico, exceptuando algún poemario o algún título suelto de manera muy muy eventual.
    Gracias por la reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  8. Qué bonita la reseña, enamorada me he quedado con tu recomendación. La edición me parece preciosa, pero además veo que se corresponde con el bonito mensaje que transmite.

    Es verdad que nos olvidamos de la importancia de querernos a uno mismo, y que lo diga yo tiene guasa, pero es fundamental. Y en la psicología muchos problemas surgen por este motivo, entre ellos la dependencia emocional.

    Y el hecho de amar libremente en pareja, sin atarse, sino complementándose y creciendo juntos para mí es lo más bonito que se puede conseguir en una relación.

    Es evidente que me has convencido y que me llevo tu recomendación sin dudarlo ;)

    Besitos guapa

    PD: Vaya comentario más bonito me dejaste ayer en el blog <3 <3 <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que un libro de poesía casi pide a gritos una edición bonita, ¿No? Son como un regalo para el alma (Qué profunda ando). ¡Y veo que a ti poco a poco te estoy arrastrando a cogerles el gusto!

      Un besazo

      Eliminar
  9. Este no lo veo para mí por le género sobretodo. Pero fantástica reseña!
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, lo sé, la poesía o gusta o no gusta :)
      Un beso!

      Eliminar
  10. Pues querida, en el día del amor, no pudiste elegir mejor lectura para que yo me quedara absolutamente encandilada. Qué cosa más bonita, qué lectura más oportuna y que edición, intuyo, tan particular. Como dices, ante tanta relación tóxica en el mundo literario actual, un poquito de poesía con esas inspiraciones nunca nunca viene mal.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podían encantarme más tus palabras :) Y qué gran verdad, hace falta menos amor tóxico y más amor propio, que es con el que empieza todo.

      Un beso!

      Eliminar