alianza editorial

Reseña: Si los gatos desaparecieran del mundo, de Genki Kawamura

sábado, agosto 19, 2017

¡Cuervos días!
Cuando empecé éste libro creí que sería una historia sobre el amor por los gatos. Y lo es. Pero ironías del destino, también es una historia de un hijo que se ha dejado de hablar con su padre... y mi última lectura (reseñada aquí) giraba en torno a esta misma relación paterno-filial, así que lo he interpretado como una señal para crear una entrada de "Padres e hijos" recomendando novelas que ahonden en ese tipo de relaciones. Pero hoy no es el tema que nos atañe, claro. Hoy vengo a presentaros "Si los gatos desaparecieran del mundo". Piénsalo. ¿Qué pasaría?
"Un joven cartero regresa a su casa después de que el médico le diagnosticara un tumor cerebral en fase avanzada. Allí se encuentra a su gato Col y a un extraño personaje, idéntico a él excepto en su actitud y en su vistosa indumentaria. Dice ser el diablo y le anuncia su muerte inminente. Pero le ofrece un trato: por cada objeto animado o inanimado que acepte que desaparezca del mundo, ganará un día de vida.

Empieza por los teléfonos, sigue el cine, luego los relojes... Pero cada uno le evoca aspectos de su vida, la relación con su exnovia, con su padre cuya relación terminó mal... Cuando le llega el turno a los gatos, encuentra una carta que su madre le dejó escrita antes de morir pidiéndole que se reconciliase con su padre. ¿Y qué pasará cuando desaparezcan los gatos?"

Hay una razón muy especial por la que nuestro protagonista quiso ser cartero, pero eso es algo de lo que no os puedo hablar. Lo que sí puedo decir, es quién es él y de qué va su novela.

Va a morir. Tiene cáncer terminal como ya lo tuviera su madre, pero no tiene por qué ser el fin. Para su sorpresa la mismísima muerte se le aparece en casa (Un tipo que parece lo contrario a él y al que decide llamar "Aloha" por las ridículas bermudas que usa) y promete que le dará un día de vida por cada cosa que eliminen del mundo. ¿Fácil, no? Además podrá usarlas una última vez, y si cumple con el trato, no tiene por qué llegar a morir. Parece un buen pacto para un hombre solitario sin mucho que perder, de hecho su compañía habitual suele ser un gato que responde al nombre de Col.

Col era en realidad el gato de su madre, aunque todos terminaron queriéndolo como a uno más de la familia. Llegó tras la muerte de Lechuga, el prime gato que adoptaron (Decidme que los nombres no son para morirse, pero tiene su historia). La ausencia de su primera mascota les provocó una terrible tristeza, pero fueron incapaces de resistirse a hacer hueco en sus vidas a un nuevo minino. Ahora, cuando mira a Col recuerda la memoria de su madre y parte de ese cariño también se ha volcado en él. Por eso, cuando la muerte decide que ha llegado la hora de eliminar a los gatos... es como si le estuvieran robando lo más preciado del mundo.

'Si los gatos desaparecieran del mundo' es una novela cargada de reflexiones sobre la vida, la muerte, la amistad, el amor y las relaciones tanto humanas como animales. Nos ayuda a valorar hasta los detalles más insignificantes, a echar la vista atrás y ver de quiénes nos hemos alejado o el camino por el que la vida nos está llevando. Pero mas allá de todo este espectro psicológico tenemos una historia que engancha por su simpleza y su originalidad, haciendo que nada más empezarla sea inevitable querer averiguar su desenlace.

No sé si soy feliz o desdichado, pero sé una sola cosa. Uno puede ser feliz o desdichado simplemente creyendo que lo es.
Al borrar los teléfonos nos hará ver lo dependientes que nos hemos vuelto, en general, a las nuevas tecnologías. Sin los cines su vacío será enorme, ya que es un gran amante del séptimo arte (Y nos recomienda un montón de títulos de películas que le apetecería ver por última vez, donde, os adelanto, Chaplin resulta el elegido). Pero con cada objeto le llegan recuerdos de su infancia, de su madre... y también de su padre, un relojero con el que lleva años sin hablarse. El papel que sus progenitores juegan a lo largo de toda la novela es mucho más importante de lo que, en apariencia, nos parecen mostrar.

Narrada con la mayor ternura del mundo pero inundada de mensajes tan reales como la vida misma. Y la vida no es siempre un lugar agradable, pero hasta en el dolor podemos encontrar un atisbo de luz del que aprender a encarar el destino sin miedo a lo que esté por venir. 

Y sí. Con gatos todo es mucho mejor.

También te puede interesar

14 plumas negras

  1. No lo conocía. Tiene buena pinta; al menos parece original y últimamente busco cosas así para escapar de las mismas historias. En fin... Gracias por reseñarlo.
    Un saludo, Annabel.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Meg!
    Aunque ya había visto este libro, es la primera reseña que leo sobre él y me ha cautivado. La trama es original, interesante y peculiar, y no puedo negarlo, esa portada me llama mucho la atención, porque me gustan los gatos.
    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La portada es preciosa, coincido :) Te invita a echarle un vistazo y más si te gustan los gatos. Yo entre eso y el título no pude resistirme a conocer la historia, así que si al final caes, ya nos contarás que te pareció.

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Hola! No conocía el libro pero no es mi estilo de lectura aunque parece entretenido y trata un tema interesante. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. A pesar de lo que cuentas, me ha dado la impresión de contener demasiados mensajes de buen royo, quizás demasiada moralina. Quizás me equivoco, pero de momento, la dejo pasar. Gracias de todas formas por tu reseña. Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Cuando empecé a leer la reseña pensé que iba a ser una típica historia de amo-gato, pero encuentro muy original lo de la muerte y el tema de ir desechando cosas. En ese sentido debe ser agradable leerlo, así que quizás le de una oportunidad.
    Gracias por la reseña.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Hola! 🙋🏽🙋🏽
    Pues me imaginaba otro tipo de historia...pero veo que es mucho más profunda y además la situación del protagonista no resulta nada fácil....de hecho, si lo piensas da bastante miedo.
    Pero es verdad que en toda oscuridad siempre parece que podemos sacar un poquito de luz...y eso es lo que parece reflejar esta lectura ¿no?
    Me gustan las novelas reflexivas y que aporten algo más así que tendré en cuenta esta preciosa recomendación.

    Besitos

    Pd: muy fan de los nombres de gatos! ✌😻

    ResponderEliminar
  7. Holaaa
    Descubrí este libro gracias a uno de mis autores favoritos que me lo dio a conocer, y la verdad es que desde entonces tengo curiosidad por él, además tu reseña me hace conocer mejor a que me enfrentaré al leerlo y muero de ganas de reflexionar a lo largo de sus páginas
    Un besazo y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  8. Pues no lo conocía de nada y pinta bastante interesante.De haber visto la portada sin más creo que me hubiese imaginado un tipo de historia totalmente distinta, más ligera, y me llama bastante más lo que nos cuentas.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  9. hola,
    que libro mas curioso. Yo no se que seria de mi sin gatos. Durante toda mi vida a mi lado siempre ha habido un minino o minina jejeje Ahora mismo esta la reina de la casa que es mi Lolos, una viejota de 15 años que reina sobre nosotros y es la dueña de mis hijos jejeje Este libro lo necesito, sobre todo para regalarselo a mis hijos que lo van a disfrutar a tope. Gracias por la reseña
    besotes

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  11. Hola. Este libro me llama mucho la atención y más después de la reseña. ¿Sabes si es autoconclusivo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Helena!
      Sí, sí que lo es :) Y además bastante fino, se lee muy bien.

      Eliminar
    2. Gracias por contestar 😊 en ese caso pasa directamente a mi lista de libros para leer 😂

      Eliminar

Participo en...

Mi perfil en es.babelio.com