Reseña: Sol de brujas, de Félix G.Modroño

¡Cuervos días!
Junta un caso trepidante, la costa cantábrica y un equipo de norteños de lo más variopinto. ¿Qué obtienes? Una reveladora novela negra con muy buen gusto y que inevitablemente me lleva a entornos familiares en los que una siempre se siente como en casa.

"El cuerpo de una niña aparece colgado de la Grúa de Piedra en la bahía de Santander. Está expuesto, tiene la boca cosida y las manos cubiertas con gasas. El uniforme que lleva puesto conduce al inspector Alonso Ceballos, un veterano policía santanderino, y a la subinspectora Silvia Martín, una agente recién llegada de Palencia, a investigar en las aulas del elitista colegio Peñas Viejas. Muy pronto relacionan el caso con la muerte de otra alumna del centro en una playa de Costa Quebrada unos meses atrás, aunque la investigación determinó que se había suicidado. El equipo policial avanzará poco a poco en la resolución de un misterio en el que se entrelazan historias de mafia, acoso escolar y rincones oscuros de las redes sociales. Porque, ¿sabemos qué hacen nuestros hijos cuando miran la pantalla de su móvil?."

Es atroz tener que investigar lo que parece ser el asesinato de una niña, ¡Y en Santander! Pero aún aterra más hacer memoria y pensar que no estamos ante el primer caso, que quizá hay un auténtico asesino por esas calles y que, en el peor de los casos, podría volver a matar.

Desde las primeras páginas ya queda patente que el tándem Alonso Ceballos y Silvia Martin es una fórmula efectiva. Por una parte tenemos la veteranía y un carácter agrio combinado con la juventud y frescura de quien aún tiene mucho que aprender, una "mesetaria" con una visión diferente no solo de su profesión sino del mundo que la rodea. A simple vista puede parecer un equipo dispar para resolver un asesinato, pero donde no hay duda es en lo rápido que se ganan el cariño del lector.

Para los que no estén familiarizados con la expresión, se llama "sol de brujas" al sol que sale cuando está lloviendo. Dicen de ésta lluvia que tiene la capacidad de resucitar a los muertos y sacar a las criaturas de sus escondites, así que os podéis hacer una idea de lo acertado y vinculado que va con la trama de la novela.

A la crudeza de algunos pasajes debemos sumarle la sencillez con la que está narrada, sin divagaciones ni extenuantes descripciones. También juega a cambiar los tiempos y los narradores, mantiene ese ritmo tenso que requiere una novela negra y va abriendo nuevos enigmas con cada capítulo. En general me ha parecido muy fácil de leer, amena y adictiva. Ninguna crítica a una extensión perfecta ni a sus personajes que como ya he citado, encajan a la perfección.

Quizá me faltó algún elemento novedoso, pero es muy difícil sobresalir en un género "del que ya se ha escrito de todo". El Norte de España se ha convertido en la musa nacional de todas estas historias escabrosas centrándose en bosques y costas, en la oscuridad y la tormenta. Funciona y "Sol de Brujas" es otro buen ejemplo de ello.

Tampoco falla en hacer su sutil crítica social y en este caso lo hace al introducir elementos a la investigación con los que estamos muy familiarizados: El acoso y las redes sociales. Nunca sabemos con exactitud a qué se enfrentan los jóvenes en las aulas, el trato que reciben por sus compañeros o si esas vejaciones prosiguen una vez en casa a través de sus teléfonos móviles. Tampoco qué peligros les acechan o qué personas han entrado en su vida sin que nos demos cuenta. Creemos en la seguridad del hogar, de cerrar una puerta que restrinja el paso a extraños, pero olvidamos que el mundo ha cambiado y ahora nunca estamos solos. Por sí solo ya da para una historia de suspense, ¿Eh?

Para mí siempre es emocionante leer por primera vez a un autor y más si lo haces con tu género favorito. Pero lo que realmente me cautivó de esta novela fueron, oh sorpresa, sus escenarios. Se mueve por las mismas ciudades donde yo he vivido y prácticamente podía visualizar sus calles, o sonreír con las descripciones que me acercaban a realidades que conozco bien. Me retraía a momentos de mi vida y ha sido un viaje memorable, así que puedo garantizar que hace un fiel retrato de estas tierras y la ambientación es impecable.

Cada vez estamos más cerca del verano y no sé vosotros, pero a mí me encanta llevarme este tipo de historias y más si puedo leerlas en la playa de Santander. ¿Si lo recomiendo? Ahí la sentencia es firme: Un sí rotundo. 

"Sol de Brujas" nos entrega un puzle descompuesto con el que el lector puede jugar e involucrarse, con la vulnerabilidad de la infancia en primer plano y los errores de los adultos como pieza angular.







6 comentarios:

  1. ¡Hooola!

    Umm no sabía qué era el "sol de brujas" pero me lo has aclarado, gracias por el detalle jaja :D
    La verdad es que no tiene mala pinta, dentro de que veo que tampoco es algo novedoso dentro del thriller, pero es verdad que como dices, resulta difícil escribir algo nuevo. El tema de las redes me ha gustado que se toque ;D

    ¡besotes!

    ResponderEliminar
  2. Buhos dias!! Me encanto sobre lo del sol de brujas, como Irene no lo sabia, el autor lo conozco de otro titulo que me gusto mucho así que este lo anoto también.

    ResponderEliminar
  3. Holaaaaaaaa =)
    Gracias por la reseña, no lo conocía :P

    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  4. Hola! No conocía el libro pero lo cierto es que el argumento no me atrae y tengo demasiados pendientes así que voy a dejarlo pasar. Gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Hola Meg, no he leído nada del autor. Así que me la apunto para ver si cae en las vacaciones como dices. Yo siempre voy de vacaciones de verano al norte, ya sea Asturias, Galicia o Cantabria... así que seguro que me gustará. A ver si reconozco alguna población, jeje...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Hola, es lectura apropiada para un adolescente de 15 años?...un saludo y enhorabuena por el blog

    ResponderEliminar