El dios de nuestro siglo

Reseña: El dios de nuestro siglo, de Lorenzo Luengo

martes, julio 04, 2017

¡Cuervos días!

Me alegra mucho venir a presentaros uno de mis recientes descubrimientos más fascinantes. Tanto por su contenido, como por la forma con la que el autor te envuelve en su mundo y sus impresionantes ocurrencias. Da gusto descubrir que en la literatura no está todo inventado y siempre queda algo, un pequeño y fugaz instante, en el que te vuelven a sorprender.


"Daniella Mendes, una joven detective, investiga la desaparición de tres niños en una ciudad de clase alta estadounidense, donde las familias viven de espaldas a las tensiones raciales que comienzan a socavar las poblaciones periféricas. Entre largas noches de insomnio, sufriendo los rigores de su inoportuno embarazo y de la peor ola de calor del siglo, Daniella indaga en el entorno más cercano de los tres pequeños en busca de pistas que la lleven a resolver el caso, sin sospechar lo que se esconde bajo una superficie de aparente normalidad. 


El dios de nuestro siglo es la mentira, que protege nuestra identidad, sostiene la vida en común y da cuerpo a un thriller psicológico que refleja el lado más oscuro de la sociedad actual, una original novela policial que desmonta los principios morales sobre los que se asienta la vida de una comunidad que se descubre incapaz de proteger a aquellos que en teoría encarnan la pureza y el bien."

En éste caso me alegra muchísimo haber descubierto tanto al autor, de quien no había leído nada, como la obra. No es un thriller psicológico convencional. Daniella nos hace ser parte de sus pensamientos y en ocasiones nos habla como si fuéramos su psiquiatra. En otras su jefe, el Capitán. Nos hace parte de un millar de inquietudes y temas a debate a medida que avanza con la investigación y trata de resolver la misteriosa desaparición de tres niños, en apariencia, completamente diferentes. 

Al principio es una lectura algo compleja ya que muchos diálogos no aparecen señalizados y la trama avanza por medio de un sinfín de divagaciones, largas conversaciones o soliloquios donde el autor se explaya libremente sobre cuestiones de mucho interés y en las que demuestra una destreza verbal impresionante. Es decir, que puede ser intenso y lento de leer ya que el ritmo es bastante pausado, pero escribe tan bien que de un modo u otro quieres seguir leyendo. Puede que la historia tarde en avanzar pero ninguna línea está de más, y mira que yo soy de las primeras que se aburren cuando nos meten el rollo con unas descripciones interminables o paisajes que parecen no ir a tener fin. Al menos aquí eso no sucede. Si el ritmo es lento es porque genera una pausa en la historia para contarlos algo realmente interesante. Por ejemplo, el por qué las personas se enamoran y con el paso del tiempo terminan siendo meros acompañantes, padres de un hijo no deseado. O cómo el niño más dulce puede terminar siendo un completo desconocido para sus padres. ¿Realmente sabemos lo que ocurre detrás de las puertas de sus cuartos? ¿En las personas que se están convirtiendo, pese a nuestro férreo afán por protegerlos? ¿Debería ser lícito comprar a la prensa y maquillar la información que recibe el pueblo? ¿De dónde venimos y a dónde vamos? En serio, hasta esos temas llegan a encontrar su espacio. Os aseguro que las divagaciones de esta novela dan para mucho y en su mayoría hay reflexiones para quitarse el sombrero. Menuda manera de escribir.

Pero por supuesto también hay una historia central, y gira entorno a la desaparición de los tres niños. En un barrio tan pacífico, con padres tan normales... ¿Qué ha podido salir mal? O quizá eran todo apariencias. Tal vez no eran unos niños felices. Porque cómo iban a pensar que uno de ellos pudiera tener un coeficiente que pese a su temprana edad ya le hace rozar la genialidad, que otra venda imágenes de su cuerpo desnudo... "los niños ya no necesitan de otros niños para que les hagan daño". ¿No es terrible pensar que, en los tiempos que vivimos, muchos de esos niños nunca han conocido ni conocerán una infancia como la que nosotros tuvimos? Ahora que internet está a la orden del día, su contacto con el mundo (y sus peligros) van mucho más allá de nuestro control.
Cuando era niña, a los seis o a los siete años, vi por primera vez una imagen del Universo, y algo me dijo que así es como yo era también, por dentro. Con mis regiones de polvo estrellado, con mis formacines nebulosas, con mis cúmulos de luz. Pero sobre todo con aquella majestuosa negrura. Ah, sí, aquella impenetrable oscuridad.
Y después de hacer que te lo cuestiones todo, porque absolutamente todo dejará de tener sentido, intentarás ser tan lista como Daniella y anteponerte a la resolución del caso. Ah, pero qué difícil es. Estamos ante una detective de las buenas, una que además lo sabe y ni se molesta en disimular. Tanto que se sorprende cuando trabaja con gente capaz de seguirla el ritmo o encajar las piezas antes que ella misma. ¡Y todo estando embarazada! ¡Acabando de perder a su marido! Pero de pronto te la encuentras hablándote de las ventajas de estar deprimido o de lo ridículo que es definir las cosas como normales, y ahí vuelve, Daniella te sumerge en sus fascinantes ocurrencias y antes de que te des cuenta ya está de vuelta interrogando a los padres de uno de los desaparecidos. ¿Cómo? ¿Que ya conocían los secretos de su hija? ¿Y por qué no lo dijeron antes? Golpes, palizas, violaciones. Sí, hablemos de eso. Hablemos de la maldad que oculta el mundo y entonces pensemos en qué lío podrían haberse metido nuestros protagonistas. Cuestionemos nuestra propia moralidad antes de creernos dioses capaces de juzgar a los demás. Y por último, retomemos el juego y señalemos con el dedo al verdadero culpable.

Me gusta esa sensación tan oscura que envuelve a toda la novela, la de sentir que el mal está en todas partes y cualquiera podría esconder un terrible secreto. Vecinos, padres, los propios niños. ¡Niños! El poso de la vileza humana ha acabado contagiando hasta a aquellos cuya inocencia pretendíamos preservar por encima de todo. Pero yo siempre tuve la sensación de que ésta es la historia de Daniella, por eso es ella quien nos va guiando con múltiples reflexiones e interesantísimos argumentos. A fin de cuentas, ella es la única capaz de llegar hasta el desenlace, y está en su mano que éste sea final de cuento o un vistazo hacia el mundo real.

Para aquellos a los que no les da miedo ahondar dentro de la mente humana y cuestionarse los pilares sobre los que supuestamente se sostiene nuestra sociedad. Si no te asusta estrecharle la mano al verdadero mal, el innato, entonces adéntrate en la apasionada prosa de Lorenzo Luengo y deja que su voz te remueva las entrañas.



También te puede interesar

14 plumas negras

  1. ¡Hola! ^^
    Me gustan los thrillers, pero no sé si este será de los míos, porque si dices que es un libro complejo y lento, no es una combinación que me entusiasme. Normalmente este tipo de libros me duran poco, porque me canso rápido y los termino abandonando xD
    Pero bueno, me lo apunto por si acaso, pero ya te digo que es muy probable que no me guste.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi ya te digo que me costó un poco meterme en la historia, y es un libro que no puedes leer en cualquier parte (como en la playa) porque necesitas estar muy metida en lo que lees. Pero una vez vas pillando el estilo del autor... es fascinante como te arrastra con él.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. A mí no me convenció para nada, me resultó una lectura ardua, tanto por la temática como por la forma en que está escrito.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Si? Por eso quise remarcar que puede volverse lento, desde luego. Pero a mi aunque me costó pillarle el punto acabé disfrutando un montón precisamente por eso, por cómo está escrito, por ser diferente.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Me lo apunto! Lo vi hace un tiempo en la librería y me llamó la atención, pero se me olvidó el nombre y no pude dar con él hahaha
    Ahora sí, además de que pinta genial, tu reseña me ha acabado de convencer para leerlo.
    ¡Gracias por la reseña! ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira que bien, eso debe ser una señal para que lo leas jajaja y espero que lo disfrutes :)

      Un saludo

      Eliminar
  4. En el sorteo de Inés fue el libro que elegí así que estoy deseando conocer su historia, aunque veo que hay variedad de opiniones así que bajaré expectativas por si acaso ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da que es de esos libros que o te encantan o te aburren, sin términos medios jajaja. Así que sí, mejor leerlo dejándose las expectativas a un lado y sobretodo teniendo en cuenta que te va a costar arrancar con él, vistas las experiencias por aquí.

      Un abrazo!

      Eliminar
  5. Hola! No conocía el libro pero no termina de llamarme la atención así que lo dejaré pasar que tengo demasiados pendientes. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a por otro, que lo bueno es que hay donde elegir :P

      Un abrazo!

      Eliminar
  6. Pues tiene buena pinta lo tendré en cuenta.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Buenas !
    A pesar de tu positiva y detallada reseña no le daré una oportunidad pero porque no es el tipo de libro que a mi me guste leer , lo que si he disfrutado un montón ha sido tu reseña
    🌸Te espero por el rincón de mis lecturas, un besote

    ResponderEliminar
  8. Hooooooola Meg!!!

    Lo que más me sorprendió de este libro la primera vez que leí sobre él fue que hay una prota femenina que es detective y encima está embarazada. Me pareció de lo más original. Después está el hecho, que el otro día me acerqué a la librería y me encandiló por lo bien escrito que estaba. No sé siquiera cuándo lo voy a poder leer, pero este va a caer.

    Y ahora, a por tu reseña:

    La verdad es que no me molesta en absoluto que se divague mientras esa divagación aporte algo de reflexión, de conocimiento o de introspección a uno mismo. De hecho, prefiero las divagaciones y monólogos interiores a las tediosas descripciones que a veces se encuentra una y que solo sirven para alargar el chicle por alargar.

    Me encanta cuando un autor coge un pueblo o un barrio y lo somete a un thriller psicológico, porqué parece que notes la presión en un ambiente tan cerrado en el que además se conocen todos los trapos sucios de todos y no sabes en quién confiar. Vamos, como en Boradchurch. ^^

    Un besote enooooooorme!!!! ♥

    ResponderEliminar
  9. Holaa
    No conocía para nada este libro pero después de leer tu reseña estoy con la boca abierta apuntando el título en mi lista de pendientes, creo que me va a gustar, mejor dicho, estoy segura de que así será, me encanta ahondar y profundizar en los humanos y este libro es de los que te hacen cuestionarte, y eso me encanta ^^
    ¡Gracias por tu reseña!
    Un besazo ^^

    ResponderEliminar

Participo en...